El último pleno de la «saga Suárez» en Ferrol

Catorce ediles dijeron adiós a su paso por el Concello en una sesión a la que no faltaron las tensiones del mandato


Ferrol

Ocho minutos de pleno dieron carpetazo al mandato. La sesión, de trámite para aprobar el acta de la anterior, fue breve, pero más tensa de lo que requería la ocasión. La despedida flotaba en el aire, cargado con las tensiones acumuladas en el mandato. Algunas cuentas pendientes se aliviaron con sonrisas de satisfacción por los pasillos. Otros las liberaron desde el escaño, al que ayer dijeron adiós catorce nombres: Álvaro Montes, Saínza Ruiz, Luis Victoria, María Fernández Lemos y Rosa Méndez, por parte del gobierno en funciones. Y de la oposición, el socialista Bruno Díaz (PSOE); Roberto Montero (BNG), Ana Rodríguez Masafret (Cs), la concejala no adscrita Esther Leira, y los populares Susana Martínez, Francisco Javier Breijo, Verónica Casal, José Pedrouzo y Fernanda Losada. Y dos de ellos quisieron hacerlo públicamente.

Después de que Ciudadanos prescindiese de ella como cabeza de cartel y perdiese la única acta con que contaba, una sonriente Masafret echaba la vista atrás. «Cuando entré, me pareció todo tan grande, tan importante y especial que pensé que esos cuatro años iban a ser de un sufrimiento y una agonía increíble», relató. Sin embargo, «he estado encantada de ser portavoz de este grupo que hoy pierde esta voz por lo menos durante cuatro años» y «puedo hablar de regeneración, de política de transparencia y de pactos de una manera orgullosa», expresó. Y les dejó deberes a quienes siguen: «Pedir a los que os quedáis sentido común, que a veces es lo que más falta», dijo. Entre los que continúan, la portavoz del PP en funciones, Martina Aneiros que quiso despedir a los que se van y «desear suerte a la próxima corporación, porque su suerte será la de Ferrol».

Tomó también la palabra el portavoz en funciones de Ferrol en Común, Álvaro Montes. Tras las discrepancias internas en este mandato su intervención fue más aplaudida desde la bancada del PP que desde la de su propio grupo, que recibió con caras de estupor su discurso. Pidió disculpas por los errores cometidos -«falo no meu nome, pero tamén seguramente no do meu grupo»-, agradeció la labor de empleados municipales y prensa y consideró que la función pública es en ocasiones «excesivamente inflexible». «Un grupo de vintecinco persoas que teñen un obxectivo común que é o ben de Ferrol é moi difícil que non se poñan dacordo», reconvino a sus compañeros, a los que pidió «menos política e máis corazón».

«Unha páxina épica»

Acostumbrados a los chascarrillos de Suárez desde su sillón, su apresurada y seria despedida de veinte segundos sonó a incomodidad. «Foi unha honra ser alcalde», dijo deseando suerte y que los próximos cuatro años «sexan de grande éxito no emprego, no demográfico e nas relacións institucionais para Ferrol».

Una vez finiquitado el pleno, recuperó el tono al hacer balance: «Foi un mandato duro, difícil, convulso, pero aínda con todo, a sensación é positiva polos logros acadados. Para min foi unha páxina épica na miña historia persoal, e máis pola xente que me acompañou, o grupo dos sete magníficos que conformamos un goberno de resistencia», expresó. «Pero agora pechamos este libro e comezamos a segunda parte da saga Suárez», apostilló.

Besos y abrazos entre ediles de gobierno y oposición y foto para el recuerdo de algunos de los salientes en el salón de plenos. Después todos compartieron un aperitivo y se llevaron de recuerdo un alfiler con el escudo de Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El último pleno de la «saga Suárez» en Ferrol