El previsible parón del naval amenaza la recuperación del empleo en Ferrol

La urbe naval tiene ahora unos 5.000 parados, cuando llegó a rondar los 8.000


FERROL / LA VOZ

En la cuna de la lucha obrera, el paro, junto con una acusada sangría de la población, ha sido uno de los principales problemas que ha lastrado la evolución de la ciudad. De hecho, la mayoría de los expertos indican que es muy difícil frenar el adelgazamiento del censo mientras que la urbe no genere empleo, pero del estable. La evolución de Ferrol está estrechamente acompasada a los dientes de sierra que caracteriza al sector de la construcción naval, en el que se intercalan períodos de una fuerte actividad con acusadas caídas y parones que se llevan por delante centenares de empleos. Las reconversiones y, más recientemente, la paralización total de los astilleros de la ría, a principios de esta misma década, junto a una crisis económica global, dispararon los niveles de paro en Ferrol, llegando a superar todos los límites históricos.

A finales del 2013, solo en la ciudad de Ferrol había registrados 7.687 demandantes de un puesto de trabajo, más de 19.000 en las tres comarcas. El último boletín del paro publicado hace tan solo unos días por la Consellería de Traballo indica que en el municipio naval había al cierre del pasado mayo 5.059 desempleados. Esto es, 2.628 menos que hace cinco años y medio, lo que supone una reducción del 34,1 %.

Otra cosa es la calidad de los puestos que se crearon y también la duración de los mismos, ya que los interlocutores sociales insisten en la excesiva temporalidad de los trabajos.

Este es el escenario laboral que se encontrará la nueva corporación, y el reto sobre el que tendrá que profundizar en los próximos cuatro años.

Pero si una estadística devolvió la autoestima al mercado laboral del municipio esa fue la última Encuesta de Población Activa (EPA), que confirma la recuperación del empleo que ha logrado Ferrol, saliendo de los puestos de cola de las grandes urbes de la comunidad. Así, el primer trimestre del año lo cerró con una tasa de paro del 15,1, frente a la de 15,4 de Vigo; la de 15,6 de Ourense y a la de 17,3 de Pontevedra. Lugo y Santiago son las que presentan los mejores índices en este sentido.

No obstante, la lectura de esas cifras no es para todo el mundo igual. Manuel Grandal, secretario comarcal de la CIG, sostiene que la precariedad en el empleo es total, principalmente en el sector servicios. Además, alertó de la desindustrialización que está sufriendo la comarca ferrolana, con el caso de la fábrica de Poligal como último exponente. Por ello, reclamó una intervención decidida de los Gobiernos central y autonómico para impulsar la diversificación industrial y también las infraestructuras, tan necesarias para competir con otras áreas.

Ni a los agentes sindicales ni a los empresariales se les escapa que los casi dos años de parón que se prevé que se produzca en el naval de la ría antes de que arranque la construcción de las fragatas F-110 suponen una seria amenaza para la recuperación del empleo en Ferrol.

«No nos podemos descansar»

Cristóbal Dobarro, presidente de la Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer), admite que ese parón en la actividad hará que empeoren los datos del mercado de trabajo. «No nos podemos descansar y tenemos que seguir trabajando y buscando la reindustrialización para la ciudad», afirmó. No obstante, subrayó que, a medio plazo, tanto las futuras fragatas como los contratos off-shore abren un futuro ilusionante para la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El previsible parón del naval amenaza la recuperación del empleo en Ferrol