La Policía Local acentúa su labor humanitaria con los mayores

Los operativos con personas que viven o incluso mueren solas se multiplican


Ferrol

Los policías locales de Ferrol tienen que prestar auxilio casi a diario a alguna o incluso a varias personas mayores. Se han convertido en auténticos agentes humanitarios, ante la gran cantidad de personas de edad avanzada que viven solas en la ciudad y, en muchos casos, acusan un deterioro cognitivo.

Y es que la primera llamada ante una situación de emergencia recae casi siempre en la centralita de la Policía Local, ya sea a través del central del 112, o desde domicilios particulares. Así, los agentes municipales se enfrentan con mucha frecuencia a casos de personas que han sufrido una caída en el interior de sus viviendas y no se pueden levantar, a mayores que desaparecen o no saben regresar al domicilio, e incluso reciben peticiones de ayudas para acostar o levantar a algún enfermo que convive con otro mayor también con deterioro físico.

Según fuentes del cuerpo policial, también se están encontrando con bastantes casos de personas que mueren solas y su falta no es percibida por los familiares y los vecinos hasta días después.

«Casos muy sangrantes»

En estos servicios humanitarios, los agentes se suelen encontrar con situaciones inimaginables, de gente que vive en unas condiciones infrahumanas. «Algunas viviendas no reúnen las mínimas condiciones de habitabilidad y si a eso sumamos que es muy habitual que los moradores tengan alteradas sus facultades mentales, descubrimos casos muy sangrantes de abandono, resulta lamentable que nadie los hubiese descubierto a tiempo», apunta una integrante de la plantilla policial. Y trae a la memoria varios casos recientes, como el de una mujer que tenía tal cantidad de basura en su vivienda que no se podía poner un pie en el suelo sin pisar alguna inmundicia, que además se extendía a todos los muebles, incluida la cama en la que dormía.

Otros compañeros de la Policía Local ferrolana relatan, asimismo, situaciones en el mismo sentido, apuntando que, en muchas ocasiones, estas personas acaban siendo ingresadas en la unidad de salud mental del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.

También se registran con relativa frecuencia incendios en domicilios de personas mayores o con deterioro psíquico que viven solas y no se percatan de que están peligro. La semana pasada se produjo uno de estos casos, por una olla al fuego y fue necesario reventar una ventana para prestarle auxilio.

Son situaciones a las que se enfrentan los policiales locales que no suelen trascender a la población y que requieren de una gran dosis de humanidad, porque no solo se trata de rescatar a la víctima, sino de tratar de consolarla y de infundirle ánimos, haciéndole ver que, después de los posibles padecimientos de haber vivido sola, ya no lo está.

Y lo grave, según los agentes, es que la situación tiende a seguir empeorando, como consecuencia del envejecimiento de la población que está sufriendo Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Policía Local acentúa su labor humanitaria con los mayores