Las guarderías públicas de la comarca suman 180 niños en lista de espera

Las escuelas infantiles de Ferrol y Narón concentran el 80 % de los casos


Narón

El reto de conciliar vida laboral y familiar se pone cuesta arriba para las familias de la comarca con niños pequeños. La oferta pública de plazas en escuelas infantiles de la zona se ha quedado corta hace tiempo en buena parte de las localidades. Y así, de cara al curso que arranca en septiembre, las guarderías dependientes de la Xunta y las municipales dejaran a un total de 180 pequeños sin plaza.

De las diez instalaciones educativas incluidas en la red autonómica, cuyas listas definitivas de admitidos publicaba estos días la Xunta, solo dos, la de Cedeira y la ferrolana de Catabois, afrontan el próximo año académico sin lista de espera. En el resto, la demanda superó a la oferta existente. Y en algunos casos, lo hizo con creces.

La ciudad naval

La escuela de Esteiro emerge un curso más como la más solicitada de toda Ferrolterra. De las 92 peticiones de nuevos ingresos, 56 se quedaron fuera y habrán de estar pendientes de que durante el período de matrícula, que finaliza el próximo 12 de junio, haya bajas de última hora. En el grupo con más demanda, el de niños de uno a dos años, se quedan sin plaza hasta 35, y los 21 restantes corresponden a menores de entre dos y tres años.

Por su parte, en la de Caranza, hay nada menos que 17 familias pendientes de bajas de última hora. Las otros dos centros ferrolanos -Catabois y Virxe de Chamorro- registraron una demanda menor y solo en el de Canido figuran seis menores en espera.

El caso de Narón

En Narón, el grueso de la oferta es de titularidad municipal. Y como en la ciudad naval, las plazas tampoco llegan. A pesar del esfuerzo del Concello, que financia tres grandes escuelas infantiles - las de A Gándara, A Solaina y Piñeiros-, el listado provisional de admitidos deja fuera 54 nombres. La oferta pública de la octava ciudad de Galicia se completa con la guardería de Xuvia, que gestiona el Consorcio de Igualdade e Benestar, y que es la segunda con más demanda de la comarca. Allí estarán pendientes de posibles huecos los progenitores de once menores.

Un problema general

Pero este déficit de plazas públicas no solo es cosa de las ciudades. También fue preciso baremar, al haber más demanda que plazas en las escuelas de A Galiña azul en Fene (nueve niños en lista de espera), Barallobre (siete), Ares (cuatro) y Ortigueira (otros cuatro). En todas ellas, el criterio que más prima para asignar las plazas es que los padres trabajen. Se valora además la renta, el ser familia monoparental o numerosa, que el menor tenga algún tipo de discapacidad o que naciese en un parto múltiple.

También las escuelas infantiles de As Pontes y San Sadurniño tuvieron más peticiones de las que pueden absorber. Once pequeños se quedaron sin plaza en la escuela municipal de A Barosa y uno en A Rolada. Solo la mugardesa de As Lagoas evitó por poco la situación. Y en Pontedeume, la guardería del chalé Rosa cerraba aún el 31 de mayo el período de preinscripción.

Fene, Ortigueira,

As Pontes, Ares y San Sadurniño tampoco tienen plazas suficientes

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las guarderías públicas de la comarca suman 180 niños en lista de espera