Un buque carga en Ferrol un catamarán de 110 toneladas

El Krilo Star, construido en los astilleros Gondán, en Asturias, tiene como destino la ciudad croata de Split


Ferrol

La estampa inusual de un buque carguero con cuatro yates y un velero sobre su cubierta dominaba hasta primeras horas de la tarde la vista del muelle de Ferrol. El Deo Volente, de bandera holandesa y con 105 metros de eslora, llegó el pasado fin de semana a Curuxeiras procedente de Francia con un cometido: cargar una embarcación de gran porte construida en Asturias y con destino al mar Adriático.

El Krilo Star, un catamarán de tipo «fast ferri», con 30 metros de eslora, nueve de manga y 110 toneladas, fue fabricado en los astilleros Gondán del Occidente asturiano, en Castropol. Se trata de una constructora naval de buques a medida, de alto valor tecnológico, que eligió, por decisión del armador, la rada ferrolana para completar la carga desde el agua al buque al tratarse del primer puerto en su ruta con las condiciones necesarias para afrontar con garantías la maniobra.

De la operación de carga y estiba del catamarán se encargó la empresa Pérez Torres Marítima. Por su parte, el Krilo Star navegó por sus propios medios hasta Ferrol, donde aguardaba su llegada el carguero.

Maniobra a bordo

En torno a la una de la tarde de ayer se inició la operación de carga. Dos grúas del buque holandés se dispusieron para el izado del flamante catamarán. Abarloado al carguero, unos buzos de la compañía estibadora pasaron las eslingas -unas cinchas a proa y popa- bajo sus quillas para comenzar la elevación. A ritmo lento. Centímetro a centímetro, el Krilo Star salvó la obra muerta del carguero hasta ser depositado y estibado en la cubierta. La estimación: unas cuatro horas.

Propiedad de la compañía croata Krilo, operadora de cruceros y de carga rápida, el destino del ferry es la ciudad portuaria de Split. Se sumará así a las otras cuatro unidades de la flota que la firma tiene en servicio.

Barcos únicos

Desde oceanográficos, a pesqueros o patrulleras de la Guardia Civil, la empresa naval que concibió el Krilo Star hace todo tipo de barcos. Gondán se estructura en dos divisiones: acero y fibra. En su cartera de pedidos figuraban hasta la entrega del ferry croata nueve encargos, que garantizan carga de trabajo para los dos próximos ejercicios. Seis con casco de fibra -material del citado catamarán- y tres de acero. La firma asturiana subraya que sus construcciones son únicas «desde el diseño hasta la producción», y que, «convierten cada barco en único e irrepetible».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un buque carga en Ferrol un catamarán de 110 toneladas