La ruptura del pacto de Suárez y PSOE, telón de fondo para el nuevo acuerdo

Ángel Mato deberá encajar el complejo puzle del poder para el próximo mandato


Ferrol

Cambian varios protagonistas, pero en el nuevo pacto de gobierno que se comienza a fraguar en el Concello de Ferrol pesan, y mucho, los antecedentes de hace cuatro años. Ángel Mato, que es el llamado a ser alcalde y el que irrumpe como novedad en la escena, tiene que lidiar con varios frentes, y no solo con los partidos con los que aspira a formar la coalición, sino también en su propia casa. Y es que no se puede obviar que la secretaria general del Partido Socialista de Ferrol sigue siendo la misma persona con la que rivalizó precisamente por ese puesto, la misma que logró introducir en su lista actual a dos de sus afines, que van a acompañarlo en la nueva singladura, y la misma que firmó el pacto del 2015 y un año después lo rompió, mano a mano con el que era su socio de gobierno.

¿Por qué se presenta complejo el pacto que se está fraguando en Ferrol?

Porque las formaciones políticas son las mismas que se coaligaron al inicio del presente mandato, Ferrol en Común (FeC) y Partido Socialista, y el pacto solo duró 15 meses. La ruptura oficializada en septiembre del 2016, que venía precedida de varios episodios de crisis, la desencadenó el alcalde, Jorge Suárez, al retirarle las competencias a Beatriz Sestayo y a dos concejales de su grupo, Bruno Díaz y Germán Costoya, como consecuencia de que la que hasta entonces era primera teniente de alcalde, además de secretaria general de los socialistas ferrolanos, le hubiese pedido que apartase de la concejalía de Urbanismo a María Fernández Lemos, que había concurrido como independiente en la lista del PSOE.

¿Quién es quién en la actualidad en relación con ese pasado?

Jorge Suárez, que tras la ruptura anterior con el Partido Socialista decía sentirse aliviado como «un globo cando solta lastre», es el que ahora aspira a conseguir una parcela de poder en la futura alianza, bajo el argumento de que, a pesar de la derrota en las urnas, no se marcha porque «así mo demandan». Sestayo sigue siendo la secretaria general de los socialistas ferrolanos y logró incluir en la lista de Mato a un Germán Costoya que también rivalizó con el futurible alcalde en las primarias. Por su parte, Fernández Lemos, tildada de tránsfuga, al igual que Rosa Méndez, por sus excompañeros de la lista de Sestayo del 2015, y que fue el origen de las disensiones que llevaron a la ruptura, fue uno de los puntales del gobierno de Suárez y, de hecho, lo avaló como candidato.

¿Qué diferencias hay con el pacto fracasado?

La principal es que las urnas invirtieron las posiciones de salida, aupando al PSOE y relegando a FeC. Los resultados fueron muy claros: Mato subió de cinco a ocho concejales y Suárez, siendo alcalde, se dejó por el camino tres de los seis que tenía. De ahí la ventaja con la que arranca el llamado a buscar los apoyos para un pacto de gobierno, que desde el principio se ha mostrado dispuesto al diálogo con todas las fuerzas políticas para sacar adelante temas clave para la ciudad.

¿A qué parcelas de poder podría aspirar Suárez en el nuevo gobierno?

La concejalía de Urbanismo le facilitaría dar salida a los proyectos que no fue capaz de sacar adelante como alcalde, además de servir de puerta giratoria para poder seguir contando con Fernández Lemos, que no concurrió a las elecciones, como asesora o incluso gerente del negociado. Cultura es otro de los apartados que podría interesarle para su compañero de partido Suso Basterrechea, que, tal y como reconocen incluso desde la oposición, fue el que mejor llevó su área de gobierno.

¿Qué posibilidades hay de que se materialice ese reparto?

En el caso de Urbanismo, pocas, ya que precisamente fue el negociado que llevó Ángel Mato durante el mandato del socialista Vicente Irisarri (2007-2011) y es previsible que pretenda darle su enfoque personal en el próximo. En cuanto a Cultura, tendría más posibilidades. 

¿Qué papel jugó el BNG en el mandato vencido y cuál podría ser ahora?

En el 2015, el Bloque apoyó la investidura de Suárez, pero después ejerció una oposición férrea durante todo el mandato, recriminándole el incumplimiento de los compromisos con los que había tomado las riendas del gobierno. Según lo expresado por Iván Rivas tras los recientes resultados electorales, lo que está seguro es que los dos ediles nacionalistas favorecerán que Ángel Mato tome las riendas de la Alcaldía de Ferrol y también se muestran dispuestos a entrar en la negociación del pacto, sentando como base propuestas concretas como la remunicipalización de servicios, entre otras.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La ruptura del pacto de Suárez y PSOE, telón de fondo para el nuevo acuerdo