La Policía Nacional gana por goleada a la delincuencia en A Malata

Setenta agentes demostraron esta mañana más de dos mil escolares cómo desactivar una bomba, reducir a un delincuente o liberar a una rehén


Ferrol

Los dos mil escolares de Ferrol y comarca que esta mañana asistieron a la exhibición organizada por la Policía Nacional en el pabellón y las pistas de atletismo de A Malata para mostrar el trabajo de sus unidades especiales son unos auténticos «suertudos». «¡Es que este tipo de exhibiciones son muy poco frecuentes en Galicia! En ciudades grandes como Madrid se celebran una vez al año, pero aquí no se organizan con tanta frecuencia. La última tuvo lugar en Ourense, hace ya tres años, y en Ferrol es la primera vez que se hace algo así», comentaba poco antes de que comenzase la actividad la inspectora Guadalupe Lorenzo, quien junto al inspector Javier Seijas se ocupó de coordinar el dispositivo.

La jornada se organizó para dar a conocer el funcionamiento del cuerpo entre los pequeños -en el marco del Plan director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos- y consiguió congregar a un total de 2.034 alumnos de dieciséis colegios de la zona, doce ellos de Ferrol y cuatro de Narón. 

En la exhibición se simuló un secuestro al los agentes consiguieron poner fin acorralando y reduciendo al terrorista que tenía retenida a una profesora del Ponzos
En la exhibición se simuló un secuestro al los agentes consiguieron poner fin acorralando y reduciendo al terrorista que tenía retenida a una profesora del Ponzos

La unidad de guías caninos, los Tedax, los policías del grupo de operaciones especiales (GOES) o medios aéreos como un helicóptero que aterrizó en mitad de las pistas de atletismo hicieron las delicias de los alumnos durante toda la mañana. En el interior del pabellón, las gradas se llenaron de caras de asombro ante los ejercicios de obediencia y olfato protagonizados por los perros de las unidades caninas de A Coruña y Madrid, que entre otras muchas cosas consiguieron detectar dinamita en el interior de una maleta, marcar una rastro de gasolina en el suelo o derribar a un peligroso delincuente que blandía un cuchillo. 

Los perros de la unidad canina dejaron boquiabiertos a los alumnos
Los perros de la unidad canina dejaron boquiabiertos a los alumnos

Además, un agente disfrazado de terrorista secuestró a una profesora del colegio Ponzos, a la que los agentes del GOES lograron liberar haciendo saltar por los aires la puerta de acceso al habitáculo en el que se encontraba. Y por si eso fuera poco, un robot especial procedente de Madrid consiguió desactivar la bomba que el terrorista había dejado escondida dentro de una maleta. «Ahora, este terrorista peligroso lo va pasar mal, pero que muy mal en la cárcel», comentaba por el micrófono el inspector Javier Seijas al final del simulacro, entre los vítores y aplausos de los pequeños.  

La unidad de caballería de Madrid, a la que se esperaba para la cita, no pudo acudir finalmente a la exhibición por la proximidad de la final de la Champions en la capital, pero eso no mermó el entusiasmo de los alumnos. Y como ejemplo, el caso de Matías, un pequeño estudiante de Las Mercedarias, quien antes de ver al helicóptero aterrizar aseguraba con una sonrisa de oreja a oreja: «Yo ya lo tengo claro: de mayor quiero ser policía y, si puede ser, de la unidad de guías caninos». 

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
6 votos
Comentarios

La Policía Nacional gana por goleada a la delincuencia en A Malata