Ferrol le quita la Alcaldía a un Suárez que quiere «aprender a lección»

Reconoce que los alcaldes de las Mareas «hai cousas que non fixemos ben»


Ferrol

«Debemos aprender a lección de que se queremos falar de unidade popular, nese concepto a unidade é unitaria, non varios átomos que conforman unha molécula». Con este y otros argumentos el ya alcalde en funciones de Ferrol hacía por fin autocrítica, tanto a nivel personal como en el conjunto de los regidores de las Mareas, tratando de justificar su pérdida de apoyos en unas municipales en las que redujo a tres los seis concejales que había obtenido en los comicios del 2015.

Pero detrás de la debacle en las urnas que desaloja de la alcaldía a Jorge Suárez están las polémicas suscitadas desde casi el arranque del mandato, con un pacto de gobierno con el Partido Socialista que se rompió a poco más de un año del inicio del acuerdo del 2015 y el incumplimiento de sus propios compromisos. Y es que no solo no se ha avanzado nada en la remunicipalización que prometía antes de tomar el bastón de mando e incluso en los primeros años del mandato, sino que incluso la situación está peor que al comienzo, con una quincena de los principales servicios sin contrato, entre los que destaca el de recogida de basuras y limpieza viaria, cuya situación de irregularidad ha llegado a poner a la ciudad al borde de una huelga de los trabajadores de Urbaser hasta en tres ocasiones.

Los vaivenes con la tasa de saneamiento también castigaron a Suárez, que pasó de colocarse detrás de la pancarta reclamando su retirada antes de acceder al Concello a reponer la misma tarifa, aplazando el cobro a los usuarios de más de cinco millones de euros de atrasos para después de las elecciones que se acaban de celebrar, dejando así una herencia envenenada al nuevo gobierno. Y es que, según el decreto del alcalde publicado en septiembre del año pasado, los recibos se pondrán al cobro entre el próximo día 1 de junio y el 31 de agosto «sen prexuízo de que no seu momento se aprobe, se se estimase oportuno, un fraccionamento para non facer tan gravoso o cobra das cantidades acumuladas». El cierre de dos aparcamientos subterráneos, el de la plaza de Armas y el del centro comercial Porta Nova, sin haber generado ni una sola plaza de estacionamiento alternativo son otras de las cuestiones que han creado gran polémica y están tras la pérdida de confianza de los ferrolanos.

Deja su futuro en manos de la asamblea de FeC pero se brinda a formar gobierno

Jorge Suárez sostiene que Ferrol está viviendo un punto de inflexión que permitirá hacer historia estos cuatro años por las perspectivas que hay en el sector naval «e iso temos que saber aproveitalo con lealdade, cooperación e boa fe», apunta. En esta línea, se muestra dispuesto a negociar desde hoy con el socialista Ángel Mato, que es el que está llamado a ser alcalde de Ferrol, para conformar «un goberno de coalición en base a ideas e proxectos de mellora da cidade máis que en competencias ou en postos». En este mismo contexto, asegura que será «un aliado fiel para tratar de que as políticas de esquerdas poidan ser aplicadas por primeira vez na cidade sin pactos turbios que rematen en rupturas rápidas», y valora la disponibilidad mostrada por el candidato del BNG, Iván Rivas, señalando que sus palabras tras el resultado del escrutinio «realmente son unha música que soa ben para conformar un goberno de coalición».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ferrol le quita la Alcaldía a un Suárez que quiere «aprender a lección»