La maquinaria para demoler la plaza de Armas de Ferrol llegará la próxima semana

La retirada del amianto, que ya está empaquetado, se producirá entre hoy y mañana


Ferrol

La ute Prosema-Civis Global tiene programado que la próxima semana llegue a Ferrol la maquinaria con la que se demolerá la plaza de Armas. Ya estaba previsto que lo hiciese el pasado lunes, pero los bajos comerciales del sótano albergaban sorpresas inesperadas, como la aparición de pequeñas cantidades de amianto que obligaron a posponer el traslado de los medios mecánicos.

El equipo con el que la estructura actual de la plaza de Armas pasará a ser historia consiste en una retroexcavadora de grandes dimensiones equipada con una máquina de demoler que es la que va troceando el hormigón. La ute adjudicataria de las obras optó por una máquina específica en lugar de por el habitual martillo percutor, a fin de minimizar el ruido y las vibraciones.

Las programación de los trabajos contempla dejar solucionado lo antes posible el traslado del amianto retirado del aparcamiento subterráneo, que ya está empaquetado convenientemente, tarea que pretende realizarse entre hoy y mañana.

Paralelamente se está actuando ya en los antiguos locales comerciales, en los que, según el arquitecto redactor del proyecto y director de la obra, Carlos Pita, con carácter previo al inicio de la demolición hay que retirar gran cantidad de material. «Nos llevamos una sorpresa, porque en los antiguos negocios solo faltaba la gente. Da la impresión de que un día cerraron la puerta sin más, dejando todo atrás», comenta Carlos Pita, poniendo los ejemplos del videoclub, del que quedaron la máquina expendedora de películas y un montón de cintas; o la cafetería, de la que aún permanecen los botelleros. Entre el escombro también aparecieron fluorescentes y otro material que hay que retirar con medidas de precaución. «Se está mirando todo muy escrupulosamente, para que personal especializado proceda a la retirada de todo el material y lo traslade a los gestores autorizados», apunta Carlos Pita.

El director de obra desconocía que en los bajos de la plaza de Armas también hubiera una discoteca, a cuyo subsótano ya no se pudo bajar debido al mal estado de las escaleras. «Lo que tengo claro es que apareció el ángel de la guarda, porque si la estructura del párking está mal, la de los bajos todavía está peor, con las armaduras totalmente oxidadas, por lo que hubo suerte de que no ocurriera una desgracia», apostilla Carlos Pita.

Por contra, en el caso de las canalizaciones subterráneas, señala que todo marcha mejor de lo esperado, porque los bajos apenas tenían agua y todo está discurriendo sin incidencias.

La empresa ya retiró la práctica totalidad de los elementos que van a ser reutilizados

Carmela López

Con la traslado a la plaza de España de los árboles que no fueron talados y la reubicación temporal de la escultura de los toros ibéricos en la entrada del consistorio, los trabajos de demolición de la plaza son inminentes, dado que la mayoría de las losas de granito perpiaño de las aceras que se van a reutilizar también se han retirado. Después vendrá la compactación de los escombros que servirán de base a la futura plaza y, con posterioridad, se acometerá el relleno con capas de tierra y zahorra recebada con arena, la habilitación de drenajes y la construcción de solados de granito silvestre en los espacios en los que el firme no sea de pavimento terrizo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La maquinaria para demoler la plaza de Armas de Ferrol llegará la próxima semana