Ferrol pone a oscilar de nuevo su péndulo

Las municipales se dirimirán entre un gobierno de centroderecha o uno de izquierdas a varias bandas


Ferrol

El péndulo se ha puesto de nuevo a funcionar. Ferrol encara las elecciones del domingo con solo dos posibilidades claras de gobierno en la ciudad, según la encuesta de Sondaxe y su tracking diario: un ejecutivo local de centroderecha del PP, con o sin apoyos, o una amalgama de siglas de izquierdas previsiblemente encabezada por el PSOE. En lo que va de campaña, Ferrol ha pasado por estos dos escenarios con un amplio abanico de variaciones. Todas las posibilidades están sobre la mesa en una ciudad afiliada a la alternancia derecha-izquierda en esa suerte de péndulo que oscila de un lado a otro desde los años ochenta. Y que no deja repetir en el sillón al mismo alcalde desde los primeros mandatos de la democracia. Ferrol ha repartido hasta la fecha sus trayectoria en 26 años de gobierno de izquierdas y 14 de derechas. Un solo concejal puede hacer inclinar la balanza este domingo. Y eso lo saben los partidos, que se han lanzado a la movilización del voto en la recta final de la campaña. Pero de qué lado quede esta vez el péndulo dependerá solo de los ferrolanos.

Gobierno de derechas

Segunda mayoría absoluta de Rey Varela. Los primeros datos de la prospección de Sondaxe otorgaban el día 12 al Partido Popular en Ferrol nueve concejales, una representación insuficiente para que José Manuel Rey pudiese pensar en ser alcalde. Sin embargo, la evolución diaria del sondeo fue incrementando la intención de voto hacia los populares, hasta llegar a los trece concejales. Con ellos, igualaría el récord histórico en la ciudad y le daría al exalcalde y exconselleiro de Política Social su segunda mayoría absoluta, algo inédito y que supondría un hito en un contexto de extinción de gobiernos mayoritarios en solitario. Y sobre todo, le permitiría no depender de nadie, el escenario que se plantea Rey Varela y del que ya disfrutó en el mandato 2011-2015.

Bipartito PP-Cs, una opción que cotiza a la baja. Un gobierno de centroderecha en la ciudad podría pasar también por un acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos. Es una posibilidad que Sondaxe contemplaba en el tracking publicado el pasado día 14, cuando otorgaba 11 concejales al PP y dos a Ciudadanos, la máxima representación que llegó a tener en la encuesta la formación naranja. Un futurible pacto de gobierno entre ambos partidos situaría a Rey Varela como alcalde y al que fue concejal de Economía e Facenda bajo su mando, Alejandro Langtry, dentro del mismo ejecutivo. Sin embargo, la posibilidad de ser llave del gobierno ferrolano es una opción que cotiza a la baja. El cambio de partido podría pasar factura al nuevo líder de Cs en la ciudad y llegar a perder la única acta de que disponía hasta ahora en el salón de plenos: la de la candidata en 2015, Ana Rodríguez Masafret. De hecho, la desaparición de Cs del mapa político municipal ferrolano es, según Sondaxe, una tendencia a la que apunta la encuesta publicada en los últimos días.

Gobierno del PP en minoría. La centroderecha tendría una tercera opción de gobernar Ferrol, aunque más remota. Sería a través de un gobierno en minoría y en solitario del PP. Si los populares son la opción más votada -lo que viene sucediendo desde los comicios locales de 1987, cuando el PP era todavía Alianza Popular-, y siempre que la mayoría absoluta de los ediles de otras formaciones, que tienen que llegar a trece, no apoyasen la investidura de un rival, Rey Varela podría ser de nuevo alcalde.

Gobierno de izquierdas

Tripartito encabezado por el PSOE. Con la fragmentación de la izquierda, hasta cuatro formaciones de esa franja tienen opciones de compartir corporación. De entre ellas, el PSOE se erige en la más firme opción a la alcaldía. Sondaxe le otorgó desde el principio de su estudio demoscópico ocho concejales -en 2015 obtuvo cinco-, que solo bajó hasta los siete el domingo. Pero Ángel Mato podría tener que recurrir al menos a un tripartito para conseguir ser alcalde. Ninguno de los trackings diarios de Sondaxe le permitirían quedarse en un bipartito. Así que si se cumple esa predicción, solo lo podría conseguir sumando a los ediles de Ferrol en Común, a los que la encuesta dio entre los dos y los cuatro ediles. Lo harían con el lastre del convulso mandato actual, donde PSOE y FeC rompieron a los 15 meses de establecerse el pacto. Y no sería suficiente, por lo que tendría que contar también con el BNG -que tras investir a Jorge Suárez se convirtió en azote de su gobierno, y al que Sondaxe otorgó estos días entre uno y dos ediles- y/o Marea de Ferrol, que llegó también a los dos ediles pero que después osciló entre un concejal y ninguno.

Un vuelta más de tuerca: un cuatripartito. Pero Ferrol podría tener un futuro gobierno de hasta cuatro formaciones si se diese el escenario que trazó Sondaxe en tres días distintos, con PSOE liderando y diversas combinaciones de ediles de cada uno de los otros tres partidos: Ferrol en Común, BNG y Marea de Ferrol. En esta situación, cuatro partidos tendrían que ponerse de acuerdo para un pacto de gobierno que no se antojaría fácil. Especialmente, con los precedentes ferrolanos de ruptura de pactos fallidos a uno y otro bando: cinco en los últimos 25 años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Ferrol pone a oscilar de nuevo su péndulo