Los alcaldables ajustan cuentas

El sector naval, los presupuestos municipales y el convenio con Defensa enzarzaron a los candidatos

c. lópez M. meizoso
ferrol / la voz

La expectación que acompañaba al debate de La Voz que de forma excepcional reunió a diez de los once candidatos a la alcaldía de Ferrol se reflejó en la afluencia de espectadores que atestaron el salón de actos de Afundación, donde parte del público tuvo que seguir de pie su desarrollo. El debate puso a prueba a los candidatos. El formato «tipo Twitter» pactado no permitía enlazar más de 45 segundos de discurso, lo que obligó a los aspirantes a alcalde a hilar fino pero, sobre todo, breve. Y en ese intercambio dialéctico hubo momentos de enfrentamiento directo, especialmente cuando tras abordar los once temas propuestos, cada uno pudo empuñar el micrófono para redirigir la contienda.

El candidato popular y el socialista ya se venían citando con continuas alusiones. «Le veo preocupado por mí. Y yo también estoy preocupado por usted», le espetó José Manuel Rey Varela a Ángel Mato a cuenta del naval y del retraso del programa de las F-110. El exalcalde había criticado la sustitución al frente de la presidencia de Navantia de un ferrolano por una «ingeniera agrónoma andaluza», que Mato contrarrestó rescatando el recuerdo del denostado José Manuel Revuelta, «contra el que usted se manifestó». «A mí nadie me va a decir lo que tengo que votar en mi ciudad, porque me debo a los ferrolanos», le respondía el popular. «Ustedes tuvieron siete años de gobierno para hacerlo y nosotros ocho meses. Esa es la diferencia entre usted y yo: cumplir o no cumplir», replicaba Mato.

La discusión bipartidista siguió con Rey Varela intentando que Mato se mojase sobre la remunicipalización y el convenio con Defensa, aunque solo consiguió arrancarle que «el PSOE siempre ha apostado por los servicios públicos» y que «no voy a renunciar a que los contratos sean públicos» si son beneficiosos para la ciudad.

Jorge Suárez, el aspirante a revalidar el cargo, intentaba llevar también el debate al barro, criticando que en los carteles de Rey Varela «non aparecían as siglas» do PP. «É unha vergoña ser a cidade do PP, con todos os casos de corrupción», asestó entre los abucheos de parte del público, nutrido por seguidores de todos los partidos. El candidato del BNG, Iván Rivas, intentaba llevar el debate al convenio con Defensa, el saneamiento y la polémica de la peatonalización: «Falar dunha peonalización con sentidiño ou progresiva é mentir; iso é unha redistribución do tráfico», sostenía.

Suárez intentaba esgrimir la consecución de fondos europeos y el descenso de los datos del paro mientras le llovían las críticas por haber aprobado solo unos presupuestos en cuatro años. Porque, le advirtió su antecesor, «una cosa son las cuentas y otra los cuentos», lanzó Rey Varela, que aseguró que en las últimas dos décadas solo bajo su mandato hubo cuentas cada año, fruto de la «inestabilidad de las coaliciones». «Si ustedes con trece concejales no fuesen capaces de aprobar unos presupuestos estamos aviados», relativizaba Mato entre las risas del auditorio.

Candidatos de otros partidos contemplaban como testigos de excepción los sucesivos cruces de acusaciones. «Todos estiveron no goberno da cidade. E non se amañou», les reprochaba el alcaldable de Xuntos Actúa, Carlos del Río, que bromeó asegurando que la campaña podría tener como banda sonora la música de Barrio Sésamo y su «blablablá». «Todo lo que no se ha conseguido en Ferrol, todos los fracasos han sido culpa de vuestras guerras», responsabilizó el candidato de CCD-Centristas, Jorge Juan Álvarez. «Es imposible con vuestras diferencias ideológicas que Ferrol salga adelante», criticó.

Repertorio de diferencias

El convenio con Defensa se reveló como el paradigma de esas diferencias. Alejandro Langtry (Cs) defendió que no es su proyecto «ideal» pero que lo llevarían adelante. Rey Varela defiende que el que él dejó firmado está sin efecto por la parálisis del gobierno actual y que lo ejecutará en los primeros días si llega a la alcaldía. Un acuerdo que para Suárez es «unha estafa á cidadanía de Ferrol» y que Rivas defiende que «hai que rachalo». Para Mato, «es mejor el que nosotros negociamos». Lavodrama demandaba conocer las cláusulas de un tema «cansino» para para Del Río e «importantísimo» para Álvarez. Mientras, Iolanda Teixeiro defendía su suspensión y la devolución de los 145.000 euros ya pagados. Y Bernardo Lorenzo, de Marea de Ferrol, proclamaba que «vinte anos son suficientes» para un asunto en el que hay coincidencias entre partidos. Pero «no detalle é onde está o demo», concluyó.

El debate de La Voz de Galicia con los candidatos a la alcaldía de Ferrol Lleno absoluto en Afundación para seguir la cita abierta con los partidos que optan a gobernar la ciudad

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los alcaldables ajustan cuentas