«La cultura de la cortesía siempre ha sido una seña de identidad ferrolana»


Ferrol

Sostiene Víctor Alonso que «en Ferrol, históricamente, se han dado la mano las Humanidades y una milicia ilustrada, una milicia repleta de marinos cultos y cosmopolitas». Algo que -e insiste en ello- ha sucedido en muy pocos lugares, y que, a lo largo del tiempo ha sido una constante en la ciudad. «Aquí, en Ferrol -comenta-, siempre ha tenido una gran importancia, por ejemplo, la cortesía»

-¿La cortesía?

-La cortesía, sí. Pero entiéndame, por favor, porque no me gustaría que se me malinterpretase. Cuando yo hablo de la cortesía no estoy hablando de algo que pudiera relacionarse con un cierto envaramiento de las costumbres, sino con otro valiosísimo fruto de la cultura, que pasa por cultivar una determinada forma de existir. Y esa milicia ilustrada de la que le hablo, que encarnaron magníficamente los almirantes Miguel Fernández y Gabriel Portal Antón, es el reflejo de ello. Son marinos que han viajado mucho, que han estudiado mucho, que han leído mucho, que son conscientes del valor de las Humanidades y que reflejan todo ello en la soltura con la que se mueven en el mundo, en la generosidad con la que tratan a los demás, en la elegancia del lenguaje y de las formas. La cultura de la cortesía siempre ha sido una seña de identidad ferrolana. Esa cortesía, e insisto en subrayar el término, que fue algo también muy presente en Cervantes, a quien nunca le faltó el valor, como no le faltaron, tampoco, ni la experiencia vital ni la cultura humanística que le permitieron escribir el Quijote.

-¿Ferrol será Patrimonio de la Humanidad?

-No lo sé. Pero lo que sí sé es que merece la pena intentarlo. Porque es muy importante que en Ferrol sepamos caminar juntos, superar las diferencias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La cultura de la cortesía siempre ha sido una seña de identidad ferrolana»