Asalto pirata al buque que hizo de puente entre Ferrol y Australia

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL CIUDAD

Cada paso entre castillos de la gigantesca estructura causó gran expectación a orillas de la ría
Cada paso entre castillos de la gigantesca estructura causó gran expectación a orillas de la ría JOSÉ PARDO

El patrullero Serviola rescató a la tripulación de la plataforma Blue Marlin, secuestrada en la costa africana

09 may 2019 . Actualizado a las 18:46 h.

Las colosales dimensiones del Blue Marlin empequeñecieron las fortalezas que flanquean la ría de Ferrol. Las idas y venidas de la plataforma de transporte pesado -ahora propiedad de la holandesa Boskalis- se sucedieron entre el 2012 y el 2013, cuando Navantia envió, a lomos de sus 225 metros de eslora, los megabuques fabricados para la Armada de Australia en los astilleros locales.

El pasado domingo, precisamente la tripulación del Blue Marlin sufrió un ataque pirata cuando navegaba a unas 80 millas de la costa de Guinea Ecuatorial con rumbo a Malta.

Desplegado en aguas africanas hasta el verano, el patrullero Serviola, con base en Ferrol, recibió la alerta por el secuestro de la plataforma. Su intervención junto a la fragata guineana Wele Nzas logró sofocar el ataque a bordo, perpetrado por siete piratas armados. Según informaba Defensa, el equipo de seguridad del patrullero abordó y aseguró el buque. Mientras, los 20 miembros de la tripulación del Blue Marlin permanecían encerrados en la habitación del pánico del barco, un espacio hermético, con víveres suficientes para garantizar la subsistencia de los marineros mientras se fragua un asalto.