El Serviola, con base en Ferrol, libera un mercante secuestrado en el golfo de Guinea

Manuel Arroyo Alves
M. Arroyo FERROL

FERROL CIUDAD

DEFENSA

Una docena de tripulantes fueron puestos a salvo tras cuatro días retenidos a bordo por piratas armados con fusiles y lanzagranadas

10 abr 2019 . Actualizado a las 19:52 h.

Efectivos de la dotación del patrullero de altura Serviola (P-71), que tiene su base en Ferrol, han conseguido liberar a los doce tripulantes de un buque mercante secuestrado en aguas del golfo de Guinea.

Según informa Defensa, un grupo de nueve individuos, armados con fusiles AK-47 y lanzagranadas, retenía desde hacía cuatro días a los marineros del barco, con bandera nigeriana.

Los hechos ocurrieron el martes cuando el Serviola, desplegado en la costa africana desde comienzos de marzo, «detectó un buque mercante siguiendo patrones de comportamiento atípicos» y «una embarcación de pequeño porte en sus proximidades». Al no recibir respuesta a las llamadas por radio, los equipos del patrullero de la Armada se dirigieron al mercante, momento en el que la embarcación de pequeño porte huyó «a gran velocidad». Al mismo tiempo, el capitán del buque civil informó que habían sido secuestrados, y que tanto el rápido acercamiento como las continuas llamadas desde el patrullero habían hecho huir a los piratas. En su relato indicó, asimismo, que «inicialmente y durante la aproximación del patrullero, no pudo contestar a las llamadas al encontrarse coaccionado por los piratas, que le apuntaban con sus armas, y que sustrajeron el dinero, todos los objetos de valor de la dotación y gran parte de los víveres».