Un encargo que impulsará la revolución en la antigua Bazán

El contrato de las fragatas revitaliza el astillero militar público


Ferrol

Es el contrato más esperado en el naval público gallego en la última década. Sus cifras son superlativas, en términos de empleo, de horas de trabajo y de inversión, pero sobre todo supondrá una auténtica revolución para Navantia Ferrol, en donde marca el inicio de su transformación. Las futuras fragatas F-110 para la Armada española están presupuestadas en más de 4.317 millones de euros, el mayor importe de un encargo realizado por el Ministerio de Defensa a los astilleros públicos españoles. Su construcción se desarrollará a lo largo de la próxima década, sosteniendo, según explican en el sector, alrededor de 7.000 empleos, entre directos, auxiliares y de los proveedores. Despeja así el futuro del principal pulmón de la economía de la comarca ferrolana, siempre dependiente del sector naval, y dota a Ferrolterra de una etapa de estabilidad, alejando nubarrones de otros tiempos de sequía. En total, implicarán entre 16 y 18 millones de horas de trabajo, con las que el sector naval militar espera vivir una nueva edad dorada, similar a la de los primeros años de los 2000, cuando en Ferrol había varios buques para diversas Marinas en construcción. 

Salto tecnológico

Pero además de esa trascendencia para el empleo y la rueda económica de la zona, las fragatas supondrán un salto tecnológico tanto para Navantia como para la Armada. Son los buques de mayor diseño y contenido tecnológico nacional, y la empresa pública espera reeditar los éxitos internacionales de sus antecesoras, las F-100.

Además, darán el impulso definitivo a la transformación de la factoría ferrolana hacia el modelo de Astillero 4.0. La antigua Bazán quiere dejar de construir en las gradas para hacerlo en un macrodique cubierto, en torno al cual se concentrarán los principales talleres y muelles. Todo ello con el objetivo de reducir costes y plazos en la construcción de buques. En definitiva, para ser más competitivo en un mercado internacional en el que los principales astilleros han acometido procesos similares.

En Ferrolterra ya se ha asumido que las primeras F-110 no podrán ser construidas en las futuras instalaciones, pero nadie duda de que este encargo es un espaldarazo a esta gran actuación, que también va a requerir de inversiones millonarias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un encargo que impulsará la revolución en la antigua Bazán