El buque escuela Georg Stage amarra su tradición centenaria en Ferrol

Procedente de Cádiz, el navío danés tiene previsto llegar a Curuxeiras el 6 de abril


Ferrol

Uno de los decanos del mar recalará en Ferrol el próximo 6 de abril. El buque escuela danés Georg Stage, de la centenaria fundación que lleva el mismo nombre y que defiende que es el navío civil más antiguo del mundo en su clase, permanecerá en la dársena de Curuxeiras varias jornadas luego de que, en octubre del año pasado, fondease en la ría durante una de sus navegaciones de formación para aprendices de marinero.

Los orígenes de la institución independiente The Georg Stage Memorial Foundation se remontan a 1882 con el objetivo de «dar a los jóvenes que desean ir a la mar su primera lección de marinería práctica a bordo de un barco de entrenamiento diseñado para tal fin». Esa ha sido su función desde entonces hasta hoy, con más de sesenta alumnos enrolados en la actualidad que cursan estudios de náutica en cada navegación, con una duración estimada de unos cinco meses tras los que pueden ocupar inmediatamente un puesto en la marina mercante.

Desde el sur

A Ferrol llegará procedente de Cádiz, donde está amarrado tras visitar Palma de Mallorca en días anteriores. A bordo, 80 personas -63 aprendices y 17 miembros de la tripulación permanente- desembarcarán en la rada interior ferrolana. Allí quedará amarrado el buque, que tiene unas dimensiones de 54 metros de eslora (largo); 8,4 metros de manga (ancho) y una historia abierta en el siglo XIX con el primer barco Georg Stage, que se lanzó en 1882 y navegó hasta 1934, cuando se construyó el barco actual, de tres mástiles y 20 piezas de vela. La tradición marinera que atesora está marcada también por la tragedia de su antecesor. Equipado y financiado por el armador Frederik Stage y su esposa, en memoria de su hijo Georg, fallecido por tuberculosis a la edad de 23 años, el primer velero sufrió un grave accidente en 1905 a causa de una colisión con el vapor inglés Ancona. 22 personas murieron en aquel siniestro. Pero la actividad del navío siguió adelante y cada año, ininterrumpidamente, zarpa con el mismo propósito de formar a jóvenes en la mar e incluso para participar en regatas como la Tall Ships Races.

El componente de la aventura

Lo advierte la fundación: «Un plan en el Georg Stage nunca es completamente fijo y siempre pueden ocurrir cambios». La hoja de ruta que sigue ahora se inició en febrero en Alicante y lo ha llevado ya a los puertos italianos de Cagliari y Nápoles; a los citados de Palma y Cádiz y, tras Ferrol, se dirigirá a Dublín, Islas Feroe y otros puertos de Dinamarca para poner fin el 21 de junio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El buque escuela Georg Stage amarra su tradición centenaria en Ferrol