Ángel López-Silvarrey, pediatra: «En la escuela falta un plan para actuar ante crisis muy comunes, como el asma»

El coordinador del curso para formar a profesores en temas de salud que se impartió en Ferrol pide más acciones de este tipo


Ferrol

Hace nueve años el pediatra Ángel López-Silvarrey Varela (A Coruña, 59 años) constató en un estudio las lagunas de los profesores en una enfermedad tan común como el asma. La situación apenas ha mejorado desde entonces ni en esta ni en el resto de dolencias habituales en estudiantes. No obstante, este doctor, miembro de la comisión ejecutiva de la Fundación Jove, cree que hay esperanzas, porque los docentes tienen ganas de saber cómo actuar ante crisis asmáticas, epilépticas o accidentes. Quedó patente en las sesiones del curso celebrado en el Naval y impartido por médicos ferrolanos coordinados por el pediatra José Luaces.

-¿Cuál es el objetivo de los cursos sobre salud en el medio escolar como el que acabó ayer?

-Cada día tratamos de promover más los autocuidados. Los pacientes tienen y quieren un papel más activo, tanto en la prevención, como en los tratamientos. El acceso que tienen hoy en día a la información y el respeto a su autonomía impone la necesidad de implicarlos en las decisiones clínicas. Esta participación es el pilar fundamental para una mejor evolución. En el caso de los niños, son los familiares y los adultos de su entorno, es decir, profesores o monitores los que deben tener conocimientos para mejorar su bienestar.

-¿Han notado carencias?

-En el año 2010 realizamos desde la Fundación María José Jove el estudio sobre el asma en centros escolares españoles. Fue un trabajo muy amplio realizado en nueve ciudades españolas, diseñado, financiado y dirigido desde la Fundación en A Coruña. En el se obtuvieron conclusiones muy importantes sobre la situación de los niños con asma en los centros escolares españoles. De hecho, fueron publicadas en la revista de más relevancia en neumología pediátrica a nivel mundial: Pediatric pulmonology. Quedó patente que los conocimientos de los profesores sobre el asma eran bajos, a pesar de ser los adultos que están con los niños durante muchas horas al día. Y que ellos tienen la sensación de tener conocimientos escasos y que desean recibir formación sobre temas de salud. Consideramos que esto es extrapolable a todas las enfermedades, especialmente a las crónicas. Por lo que en la Fundación iniciamos actividades de difusión: el libro Asma en la infancia y adolescencia, programa Educasaude (para escolares, familias y docentes), y ahora este curso en Ferrol con Ferrovial.

-¿En qué áreas flaquean más?

-En los centros escolares faltan vías estandarizadas de transmisión de información de los problemas de salud al profesorado; falta formación para los docentes y no hay planes de actuación concretos ante problemas específicos como las crisis de asma, por ejemplo, salvo el programa alerta escolar, que tiene protocolos de actuación previstos únicamente para alergia alimentaria, epilepsia, convulsiones y diabetes.

-Deberían realizarse acciones formativas de forma periódica...

-Los profesores demandan estos cursos y teniendo en cuenta que son los adultos que están con los niños una parte importante de su tiempo sería de gran interés.

-¿Cómo puede influir que el docente esté formado?

-Los profesores están muy cerca de los menores y pueden prevenir y evitar factores desencadenantes en el caso de alergias o asma. Pueden detectar cuando aparece un problema para resolverlo más favorablemente y es bueno que sepan cómo actuar en los problemas en relación a la salud de sus alumnos. Además, son las personas que mejor saben enseñar a los niños y su labor transmitiendo conocimientos de salud a los menores es impagable.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ángel López-Silvarrey, pediatra: «En la escuela falta un plan para actuar ante crisis muy comunes, como el asma»