El 10 de Marzo alerta en Ferrol de la pérdida de derechos sociales

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, destacó el papel de la lucha obrera gallega para la derrota de la dictadura


La Voz

Ferrol volvió a ser un año más el epicentro de las celebraciones del Día da Clase Obreira Galega en un 10 de Marzo bajo la lluvia en el que se recordó la memoria de los trabajadores de Bazán asesinados a tiros por la policía franquista en 1972 y que sirvió para alertar del riesgo actual de la pérdida de derechos sociales y de los trabajadores adquiridos tras muchos años de lucha. Los sindicatos sacaron a la calle sus reivindicaciones: primero con una manifestación central, encabezada por CC.OO. y a la que se sumaron también UGT, USTG y MAS, y otra organizada, un año más en solitario, por la CIG. Primero se celebró un acto institucional organizado por el Concello y respaldado por el grueso de los sindicatos, en el que el alcade, Jorge Suárez, alertó de las «gadoupas» del «pantasma da ultradereita», que «ameaza con arrebatar o que tanto loitastes por conseguir», dijo dirigiéndoe a históricos de la lucha obrera en Ferrol.

A este 10 de Marzo acudió por primera vez como secretario general de CC.OO. Unai Sordo, que destacó el papel determinante de los sucesos de 1972 en la lucha obrera, en un contexto sin derechos laborales ni democracia, donde «la clase trabajadora jugó un papel determinante a la hora de que el dictador mueriera en la cama, pero la dictadura muriera en las calles». Aunque asegura que la época actual «no guarda paralelismos con aquella», ahora «hay un cuestionamiento en los últimos diez años de los derechos laborales y sociales conseguidos». Y «desde otra perspectiva, sigue siendo necesaria la organización colectiva de la gente. Los sindicatos tenemos un papel fundamental para reforzar los derechos laborales». Y en plena resaca del 8M, reivindicó también la necesidad de integrar y dar el papel «protagonista y determinante» al colectivo de las mujeres.

Sindicalistas, concejales y asistentes realizaron una ofrenda floral en el monumento que recuerda a los trabajadores asesinados en Recimil, antes de partir en manifestación hasta la plaza de Amboage por las calles de Ferrol, bajo el lema «En unidade. Con memoria. É o momento», gritando en su transcurso consignas feministas como «¡Obreira se non loitas, ninguén te escoita!».

Al término de la manifestación, CC.OO. entregó en el Torrente Ballester los premios de la Fundación 10 de Marzo, que este año se concedieron a Tensi Álvarez por su lucha feminista en la administración pública; al ingeniero, economista colaborador y asesor de CC.OO, Xan López Facal y, a título póstumo, al mugardés Melchor Roel, que fue alcalde de Viveiro hasta su fallecimiento.

Por su parte, la CIG organizó su propia conmemoración del 10 de Marzo, también con ofrenda floral al pie del monolito del 10 de Marzo, manifestación y comida de confraternidad con música bajo una carpa en el Cantón. Acudió el secretario xeral de la central nacionalista, Paulo Carril, que aseguró que las reivindicaciones de aquel 1972 «para nós ten a súa vixencia e actualidad nun momento especialmente duro, ante a non derogación das reformas laborais e sociais que coa excusa da crise se puxeron en marcha». Sobre su marcha al margen de los otros sindicatos, justificó que «é imposíbel unha unidade sindical que non se constrúe de abaixo a arriba», y considera cómplices de los gobiernos «de turno» a centrales como CC.OO. y UGT. «A unidade sindical é imposíbel quen ten situada a súa estratexia no diálogo social e non na rúa para recuperar os dereitos», apostilló.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El 10 de Marzo alerta en Ferrol de la pérdida de derechos sociales