Ferrol

Las autoridades noruegas iniciaron la madrugada del martes el reflotamiento de la fragata Helge Ingstad, construida en Navantia Ferrol y hundida el pasado 8 de noviembre a causa de un choque con un petrolero en aguas nórdicas, cerca de Bergen, cuando regresaba de una misión con la OTAN.

Después de postergar el operativo en varias ocasiones debido a las condiciones climatológicas, los responsables de los trabajos se han decidido a iniciarlos a las cuatro de la mañana ante una predicción de «cinco o seis días» de buen tiempo, los necesarios para completar el reflotamiento del buque hundido en el fiordo de Hjelte desde el siniestro. Según las previsiones, la Helge Ingstad será transportada el fin de semana próximo a la base militar de Haakonsvern, «donde se decidirá si se puede reparar o si se opta por el desguace», informó en un comunicado la Armada noruega, pese a llevar casi cuatro meses bajo el agua. En el último caso se conservaría el material que pueda ser reutilizado en las otras cuatro fragatas de la clase Nansen, basadas en las F-100 españolas.

Inicio de los trabajos de reflote
Inicio de los trabajos de reflote

Ahora, las dos embarcaciones grúa Gulliver y Rambiz, situadas en un costado de la fragata, tratarán de izarla de forma sincronizada y trasladarla luego a una pontona.

Las dos barcazas «se han anclado junto a la fragata. Desde el accidente de noviembre, los buzos y el personal han estado trabajando para tirar de varias cadenas de elevación alrededor del casco. Cuatro grandes montacargas levantarán lentamente la fragata del fondo marino», señala la nota.

Mar del norte

La Armada noruega advirtió de que el plan inicial podría sufrir alteraciones mañana debido al oleaje y que si hubiese un empeoramiento sensible estos días, podría suspenderse la operación, en la que intervienen «unas 300 personas».

Así se desarrollan los preparativos bajo las aguas nórdicas para reflotar la Helge Ingstad La Armada de Noruega precisa cinco o seis días de buen tiempo para completar el rescate de la fragata, que cumple ya tres meses hundida después de chocar con un petrolero

«Para elevar la fragata de manera segura, el viento y las olas deben estar en calma durante cinco o seis días consecutivos. La altura máxima de la ola no debe superar los 0,5 metros. Las previsiones indican que la ventana del tiempo necesario se produce ahora, y la operación se inició temprano en la mañana del martes 26 de febrero. Durante la primera fase, la mayor parte del trabajo se llevará a cabo bajo el agua», precisa la Armada de Noruega en un comunicado.

Operación compleja

Uno de los responsables del operativo, Anders Penna, ha incidido en que «al principio, la mayor parte del trabajo será realizada por buceadores, por lo que no será visible en superficie». «Si todo va según lo planeado, el jueves o el viernes el barco puede estar inicialmente listo para ser transferido a la barcaza sumergible Boa Barge 33. Esto significa que la Helge Ingstad podría ser trasladada a la estación naval de Haakonsvern durante el fin de semana. Pero depende de la permanencia del clima», subraya.

«Es una operación muy compleja y lenta. Levantar una embarcación tan grande como esta es muy especial. Si hubiera sido un barco civil más pequeño, lo más probable es que se hubiera dividido en partes más pequeñas para luego recuperarlas», dice Penna.

Así serán los trabajos

  • La Rambiz y la Gulliver, con cuatro grúas, levantarán la fragata, alejándola del fondo marino.
  • Una vez estable, los cables y cadenas que la sujetan a la costa se soltarán.
  • Los elevadores de la grúa enderezarán la Helge Ingstad, antes de que los buzos entren y fijen las últimas cuatro cadenas de elevación de un total de 16.
  • Durante la elevación, el agua se debe drenar lentamente con la ayuda de bombas. Este es un proceso laborioso y se realiza para evitar la sobrecarga de las grúas.
  • Cuando el barco esté lo suficientemente alto, el brazo sumergible Boa Barge 33 se colocará debajo de la fragata y luego la elevará hacia la superficie.

Coste millonario

Según las estimaciones del departamento de Defensa noruego, no será posible precisar el coste del operativo hasta que se complete y evalúe. Según el balance efectuado a principios de febrero, «el alcance del trabajo y el costo general para elevar y transportar la Helge Ingstad, incluida la protección del medio ambiente en la zona, se estima actualmente en poco más de 500 millones de coronas», unos 52 millones de euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Noruega inicia el reflote de la fragata Helge Ingstad, fabricada en Ferrol