El Puerto de Ferrol se estrena en el suministro de gas a buques

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FERROL CIUDAD

Dos ferris ecológicos se abastecieron de camiones cisterna contratados por Repsol en Reganosa

25 feb 2019 . Actualizado a las 21:25 h.

Después de un lustro de trabajos de todo tipo, el Puerto de Ferrol se ha estrenado en el mercado del suministro de Gas Natural Licuado (GNL) a buques. Durante el pasado fin de semana, dos ferris ecológicos que han sido construidos en Turquía han recalado en la dársena de la ciudad naval para realizar sendas operaciones de avituallamiento. Los suministros se desarrollaron el sábado y el domingo, en el espigón exterior de Curuxeiras, que es el muelle interior en donde suelen atracar los cruceros de menor tamaño.

Según ha informado el organismo portuario que preside José Manuel Vilariño, «los buques que recibieron el suministro son los ferris Samnøy yHuftarøy, que acaban de ser construidos en el astillero turco Tersan Shipyard. Los días 23 y 24, respectivamente, hicieron escala en Ferrol en su ruta hacia los fiordos noruegos, donde serán explotados en servicios de pasaje por la naviera Torghatten Nord». Con una eslora (largo) de 134 metros y una manga (ancho) de 21, ambos buques han sido diseñados para transportar cada uno a 545 personas y hasta 180 vehículos. Operarán de forma ecológica gracias a sus sistemas de propulsión.

Los avituallamientos fueron realizados por Repsol, que empleó cinco camiones cisterna (tres el sábado y dos el domingo) que previamente habían sido cargados de GNL en la terminal de Reganosa. El Samnøy recibió unos 110 metros cúbicos de combustible y el Huftarøy, otros 68.

En el sector gasista se prevé que el consumo del GNL en el transporte marítimo se dispare en los próximos años, por cuanto la normativa medioambiental europea determina límites a las emisiones de los buques en las zonas denominadas ECA, por lo que los combustibles convencionales estarán en desuso. Desde el Puerto ferrolano se recuerda que el gas natural licuado «es un 40 % más barato que el fueloil y más eficiente desde el punto de vista ambiental, ya que reduce en un 100 % las emisiones de óxido de azufre y partículas, en un 90 % las de óxido de nitrógeno y en un 20 % las de dióxido de carbono».

No obstante, por el momento son muy pocos puertos españoles los que han llevado a cabo operaciones como las desarrolladas este fin de semana en Ferrol. El organismo marítimo tiene entre sus fortalezas las de contar con una terminal como la de Reganosa. Ambos participan, junto a la Xunta, la Universidad y Navantia, en el proyecto de creación de un hub de referencia en el noroeste para suministro de GNL a buques. De hecho, la planta mugardesa ya había participado hace años en otra operación de avituallamiento, enviando camiones cisternas para abastecer un buque en Vigo.

Uno de los segmentos en los que se espera un mayor crecimiento de consumo de este combustible es en el de los barcos portacontenedores, en donde aumenta a un ritmo de entre un 15 y un 20 % anual.

Según José Manuel Vilariño, presidente de la Autoridad Portuaria, «Ferrol está muy bien posicionado para captar clientes de estas operaciones de avituallamiento, ya que tiene en su puerto GNL disponible y se encuentra en una localización estratégica, a las puertas de los mares Báltico y Norte, que han sido declarados zonas ECA, en las cuales está limitada la emisión de gases por parte del transporte marítimo». Además, el máximo responsable del organismo entiende que «“la implantación del GNL como combustible marino puede beneficiar, además de a la propia ciudad, que ganará tráfico, a varios operadores del puerto de Ferrol. También favorecerá la consolidación de Navantia como astillero de referencia mundial para la flota de gaseros. De ahí nuestro interés en liderar este proceso en el noroeste ibérico».