Navantia lanza una nueva unidad de investigación que prevé aplicar ya en las F-110

Los astilleros de la ría y el centro tecnológico Aimen desarrollarán durante los próximos tres años materiales y procedimientos innovadores


Ferrol

Navantia y el centro tecnológico Aimen, con el respaldo de la Consellería de Industria, han puesto en marcha la unidad mixta de investigación (UMI) Nautilus, cuyos resultados prevén aplicar en las futuras fragatas F-110 para la Armada española que se construirán en el astillero ferrolano. Un total de 22 personas ?18 de la empresa pública y 4 que serán contratadas para este fin? se ocuparán de realizar las investigaciones, que se dirigirán, por un lado, al diseño de nuevos materiales, y por el otro, de sistemas automatizados para la fabricación avanzada de los buques y también de las cimentaciones que se producen en la antigua Astano.

Los responsables de Navantia y de Aimen han presentado esta mañana en las instalaciones del astillero ferrolano el contenido de esta unidad mixta de investigación al conselleiro de Industria, Francisco Conde. Rafael Suárez, que va a asumir la dirección de las UMI de Navantia, desgranó las principales líneas de trabajo, entre ellas el desarrollo de materiales menos pesados, un «factor fundamental» en la construcción de buques militares.

En esencia, con este grupo de trabajo se pretende elevar la automatización en las primeras fases de la fabricación de los buques ?en concreto para el conformado de chapa y soldadura de las previas y paneles (con los que se producen los módulos)? y desarrollar productos de alto valor añadido. Así, se desarrollarán materiales «que proporcionen mejor blindaje, menor peso y una mayor protección contra la corrosión», según informan las entidades implicadas.

La robotización en distintos procesos, la incorporación de la tecnología láser-híbrido para la soldadura de paneles, la materialización de nuevos sistemas compuestos por acero y composite para la reparación y construcción naval y el avance en nuevas soluciones para el blindaje y para evitar la corrosión de los materiales son algunas de las líneas de trabajo que se llevarán a cabo.

El director gerente de Aimen, Jesús Lago, recordó que la colaboración entre Navantia y este centro tecnológico es antigua y se felicitó por la posibilidad de consolidar este tipo de cooperación y de llevar a la práctica los conocimientos y las investigaciones que se realizan.

Presupuesto

Para desarrollar los trabajos previstos, la UMI Nautilus contará con un presupuesto de 2,4 millones de euros. El conselleiro de Industria, Francisco Conde, explicó que el 30 % de los recursos serán aportados por su departamento. Conde subrayó la importancia que tienen este tipo de unidades por cuanto no solo sirven para desarrollar nuevos materiales o procesos para el astillero que sirvan para los contratos en curso, sino para hacerlo más competitivo, lo que redundará en nuevos encargos a nivel internacional. «Galicia se está posicionando e diferenciando neste sector. Hai que recordar que o coche autónomo saiu dunha UMI», subrayó, tras el encuentro mantenido en la factoría ferrolana, en donde también participó la directora de la Axencia Galega de Innovación (Gain), Patricia Argerey.

Navantia ya tiene activa otra unidad mixta de investigación, la del Astillero del futuro, que también tendrán aplicaciones en el programa de fragatas que la compañía pública construirá para la Armada española.

Galán espera que el adelanto electoral no retrase el programa

El presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol y del comité intercentros, Javier Galán, se ha pronunciado sobre las posibles repercusiones que el adelanto de las elecciones generales pueda implicar para el programa de las fragatas F-110. La ministra de Defensa, Margarita Robles, había anunciado que la orden de ejecución se firmaría en abril y el contrato, en mayo. «Xa non é que fagamos ou non as F-110, senón cando. Os compañeiros da industria auxiliar xa o van ter difícil despois do verán e non vaia a ser que co cambio do goberno se poida retrasar aún máis o programa», advirtió.

El astillero ferrolano despejará diez años de trabajo con la construcción de las futuras fragatas, pero en el corto plazo acusará un bajón en la actividad, ya que este año se entregará el primer buque logístico para Australia y será botado el segundo.

Urgencias

Recordó, no obstante, que si se produjese un cambio en el gobierno, los populares han instado repetidamente a que se ejecuten ya las fragatas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Navantia lanza una nueva unidad de investigación que prevé aplicar ya en las F-110