Ni grandes auges ni descalabros en Ferrol

De los cinco partidos que conforman el pleno, tres mantienen el número de ediles El PP tiene la hegemonía en todos los barrios de Ferrol


Ferrol

Ferrol se abona al puzle político. La variaciones en las bancadas son mínimas, aunque supondrían un previsible cambio en la Alcaldía con la suma de los doce ediles del PP y el que mantiene Ciudadanos. Con todo, de los cinco partidos que forman el arco plenario, tres logran el mismo número de ediles que en el 2015 y solo dos (PP y Ferrol en Común) ganan y pierden uno respectivamente. ¿A qué obedece?

Partido Popular

Es la primera fuerza política y, sin arrancar todavía la campaña de manera oficial, José Manuel Rey Varela ganaría las elecciones con doce concejales. Pero no consigue el objetivo que se ha marcado con claridad para volver a la Alcaldía: gobernar con mayoría absoluta y sin ataduras ni pactos para poder aplicar sin trabas su proyecto de ciudad. Aunque llegado el caso pactaría con Ciudadanos, salvo sorpresa mayúscula, su línea de trabajo es y será recuperar la mayoría absoluta que logró, por primera vez en la historia democrática de Ferrol, en el 2011.

PSOE

Evita un nuevo descalabro. Con Ángel Mato como cabeza de lista y sin la presencia activa de Beatriz Sestayo en el trabajo de campaña (otra cosa son las bambalinas) mantiene los cinco ediles actuales y las cifras de voto. Aunque vuelve a ser la segunda fuerza política de Ferrol y se frena la caída sostenida del partido en los últimos ejercicios, son unos resultados pobres para los socialistas. Pero, como se ha mencionado, se evita que pase más factura un mandato en el que ha habido de todo: desde ruptura del pacto de gobierno con Ferrol en Común hasta la expulsión de dos edilas que concurrieron en las listas en el 2015 y que ahora siguen en el equipo de Suárez, amén de una fuerte división interna que se pretende cicatrizar de cara a la urnas.

Ferrol en Común

No sube, ni mucho menos, pero tampoco se descalabra. Pierde un concejal y pasaría de seis a cinco. Con estos número se le pone cuesta arriba a Suárez repetir en la Alcaldía, pero no es algo imposible. Lo cierto es que un gobierno marcado por la polémica, acusado hasta la saciedad de inacción política, criticado por la derecha, por la izquierda y desde sus propias bases (de donde han surgido ya otros tres partidos), censurado por su radical cambio de discurso sobre la tasa de saneamiento (de querer eliminarla a pagarla) y con un candidato que es el alcalde peor valorado de Galicia, solo pierde un edil.

Bloque

La formación nacionalista parece haber tocado fondo en las anteriores municipales y mantiene sus dos ediles. Un mal resultado, en todo caso, para un partido que apoyó la llegada a la Alcaldía de Jorge Suárez sin entrar en el gobierno para, desde el mismo día de la investidura del regidor, ser uno de sus principales azotes. Papel que, a poco que el mapa político se mueva un edil hacia la izquierda, podría volver a jugar. Nada que ver este BNG, en todo caso, con aquel que consiguió gobernar Ferrol con Xaime Bello y, a partir de ahí, se ha ido hundiendo de manera progresiva. Sus votantes, eso sí, son muy fieles.

Ciudadanos

Obtiene un concejal que solo será definitivo con el recuento final de papeletas, dada la fragilidad de su tirón entre el electorado. Ana Rodríguez Masafret ha jugado durante cuatro años un papel muy complicado como única concejala de la formación naranja. Se ha ido manejando, no obstante, y mantiene muy vivas sus opciones a repetir con un edil. Pero no un edil cualquiera, ya que con los resultados actuales Masafret tendría la llave de la gobernabilidad de Ferrol pactando con el PP.

En definitiva, como se ha dicho, Ferrol continúa abonado al puzle político y poniendo carísimas, por las nubes, las mayorías absolutas.

Un mapa distinto al del 2011, cuando Rey Varela logró la única mayoría absoluta en la urbe

La comparativa entre la encuesta actual y los resultados cosechados por las diferentes formaciones en el 2011 evidencia que el mapa plenario era bien distinto, aunque también muy fragmentado.

Era aquel momento la reválida para el entonces regidor socialista Vicente Irisarri, una reválida que no llegó a pasar porque el PP de Rey Varela, que encabezó por primera vez entonces la lista de los populares, logró algo inédito: la única mayoría absoluta que se ha dado en la urbe con un total de trece concejales. Cualquier otra suma, de este modo, no servía más que para hacer oposición.

En un panorama político en el que la Marea todavía no había surgido, los socialistas se quedaron con siete ediles, dos más que los que tienen en la actualidad. Izquierda Unida, liderada por Yolanda Díaz, obtenía dos ediles y el BNG se estancaba ya con dos concejales, cuando Xoán Xosé Pita era su cabeza de lista.

Figuraba en aquel momento, además, Independientes por Ferrol, liderado por Juan Fernández. Cosechó un único edil para diluirse ya en los siguientes comicios.

A partir de ahí se fueron gestando las nuevas irrupciones plenarias que se producirían hace cuatro años. A saber, la Marea de Suárez, que alcanzó la Alcaldía, y la llegada al pleno de Ciudadanos con su única concejala, Ana María Rodríguez Masafret.

El PP fue el partido más votado en el 2011 con mucha diferencia. También en el 2015 pero, entonces, solo le alcanzó el respaldo para once ediles y perdió su mayoría absoluta y la Alcaldía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ni grandes auges ni descalabros en Ferrol