Los bancos ya no fían dinero a la empresa mixta de aguas de Ferrol

La «iliquidez transitoria» de Emafesa se debe al aplazamiento del cobro de atrasos


Ferrol

La situación financiera de la empresa mixta de aguas de Ferrol, Emafesa, está consolidada desde el 31 de octubre del 2018, pero la situación de su tesorería es de «iliquidez transitoria, en tanto non se recaden os recibos postos ao cobro que estaban pendentes de exercicios anteriores». Así se recoge en un informe solicitado a la Intervención general del Concello por el alcalde, Jorge Suárez, con el objetivo de que en el pleno del jueves se aprobasen las cuentas de Emafesa de los ejercicios 2016 y 2017, Pero no fue así, porque los siete votos del gobierno se toparon con 17 en contra del PP, PSOE, BNG y Esther Leira, y la abstención de Ciudadanos.

¿Por qué urge la aprobación de las cuentas? Porque, para solventar esa situación de iliquidez transitoria, la empresa mixta, participada en un 51 % por el Concello, intentó concertar una póliza de crédito, pero «ningunha entidade financieira accede a elo ata que non se aproben as contas», según explica el interventor. Y añade que dicha operación crediticia no entraña más riesgo financiero que la no aprobación de las cuentas, puesto que el balance muestra la consolidación financiera, con un activo a corto plazo por importe de 7.880.108 euros, «aos que deberían engadirse a débeda de Narón, que ascende a día de hoxe a 1.386.644 euros». A este respecto, cabe recordar que Suárez había puesto el 31 de enero como plazo para cobrar la deuda al Concello de Narón, pero el abono sigue pendiente. Desde el gobierno naronés se indicó ayer que están analizando la documentación que llevan un año pidiendo a Ferrol, sobre los gastos reales del saneamiento, y que les fue entregada hace solo unos días. Aseguran que si la hubiesen tenido antes de cerrar el año el abono sería inmediato, porque el dinero está reservado, pero ahora habrá que esperar a la incorporación de los remanentes, que podrá tardar de 20 días a un mes.

La resolución de la polémica

Mientras tanto, a fecha del 31 de octubre pasado, los fondos líquidos de la empresa mixta ascendían a 216.222 euros y el pasivo corriente a 10.222.954 euros, lo que evidencia el desfase de tesorería. A 31 de diciembre del 2018, la deuda por el canon de Emafesa al Concello estaba en torno a los cinco millones de euros.

La situación se pretendía solventar con un crédito de cinco millones, en espera de los ingresos que se pretenden recaudar a partir de junio. Y es que, según puso de manifiesto parte de la oposición en el pleno, la falta de liquidez de Emafesa es consecuencia de un decreto firmado por Suárez el verano pasado. La resolución del alcalde, publicada en el BOP del 10 de agosto del 2018, aprobaba las liquidaciones presentadas por Emafesa con los recibos de la tasa de saneamiento entre el 1 de enero del 2015 y el 31 de marzo del 2017, por 5,5 millones de euros. Corresponden a liquidaciones sin aprobar desde que entró el gobierno de Suárez y al tiempo que estuvo suspendida la tasa. Dicha resolución fija el período de cobro del 1 de junio al 31 de agosto del 2019, justo después de las elecciones, que sería cuando Emafesa podría restablecer el equilibrio argumentado para pedir el crédito.

La explicación de Suárez

En el pleno del jueves, Suárez explicó que el cuestionado decreto «veu imposto por sentencia xudicial», refiriéndose al fallo del Contencioso Administrativo que dio la razón a Emafesa en el cobro de tasa cuando estuvo suspendida. La sentencia está recurrida y el gobierno local confía en que el TSXG la desestime, por lo que los ferrolanos ya no tendrían que desembolsar esos 5,5 millones de atrasos.

La plantilla de Urbaser pide al Concello que resuelva el impago de las facturas

La plantilla de Urbaser acogió con «resignación» el nuevo rechazo del pleno al pago de las facturas generadas por el servicio de limpieza por los meses de agosto a noviembre del año pasado, según manifiesta el presidente del comité de empresa, Jesús Vázquez Montenegro, añadiendo que los trabajadores no pueden hacer nada. Se trata de un montante de 662.259 euros, si bien la deuda actual se eleva ya a cerca de un millón, porque aún no se presentaron las facturas de diciembre y enero.

Montenegro asegura que la plantilla quiere trabajar y que le paguen por su trabajo, pero que, en el momento en que se sientan «agraviados», como ya ocurrió en dos ocasiones anteriores, cuando se retrasó el abono de las extras de julio y diciembre del año pasado, «decidiremos en asamblea las medidas que vamos a tomar». A este respecto, cabe recordar que con el retraso de la paga de julio llegaron a convocar una huelga indefinida, que finalmente se salvó in extremis con la aprobación de las facturas que hasta entonces tenía pendientes de pago el Concello.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los bancos ya no fían dinero a la empresa mixta de aguas de Ferrol