El temor a un «agujero» en Armas

La mayoría de la oposición y los comerciantes califican de «despropósito, disparate y poco sensato» que se apure el inicio de la obra a tres meses de las elecciones


Ferrol

Con la vista puesta ya en las elecciones, el temor al «agujero» que puede haber en Armas tras la cita con las urnas se acrecienta a medida que se aproxima mayo. Incluso los partidarios de la reforma consideran, cuando menos, un «despropósito» la intención del gobierno de Suárez de iniciar las obras antes de los comicios. Y es que sobre el proyecto de Armas planea la sombra de lo ocurrido con la plaza de España, en la que durante una década se sucedieron las tareas y las modificaciones, con el añadido de que el sótano de la piscina y el spa sigue inacabado 17 años después. La que algunos califican ya como una «herencia envenenada» puede dar muchos quebraderos al futuro gobierno, si es que el equipo de Jorge Suárez no logra superar la reválida, tanto si comienzan las obras como si no. La repercusión recaería directamente sobre los ferrolanos, porque, en el supuesto de que los nuevos gobernantes descarten el proyecto, habría que indemnizar a la empresa a la que se adjudique.

A estas alturas, el procedimiento de licitación está a la espera de que la UTE Prosema-Civis Global, la mejor valorada por la mesa de contratación, presente la oportuna documentación para elaborar, fiscalizar y someter a aprobación la propuesta de adjudicación de las obras.

El equipo de Suárez ha desistido ya de ver terminada la nueva plaza antes de las elecciones, pero sí pretende iniciar las tareas.

Para la portavoz del PP, Martina Aneiros, se trata de «una auténtica temeridad y una osadía por parte del alcalde, que pretende adjudicar un proyecto con polémica a sabiendas de que no lo va a poder terminar». A su modo de ver, «ahora no es el momento», sobre todo tratándose de una intervención que ha generado tanta polémica y que probablemente obligue a hablar de indemnizaciones». No obstante, Aneiros dice confiar en que, siguiendo la tónica de los «incumplimientos de Suárez», no les de tiempo a comenzar las obras, «porque se podría reeditar lo de la plaza de España y Ferrol no se merece ese castigo».

La portavoz socialista, Beatriz Sestayo, también se muestra convencida de que no van a comenzar las obras. «Técnicamente ya es complicado a estas alturas y políticamente, un proyecto tan controvertido, que iba ligado a la peatonalización, en la que no se ha dado un solo paso, nos parece poco oportuno sacarlo adelante ahora», apunta. Tras puntualizar que cuando estaban en el gobierno Suárez decía que el PSOE frenaba la intervención, porque exigía un microbús y aparcamientos disuasorios, Sestayo considera «fuera de lugar» y «poco sensato» que, tres años después, «se apure un proyecto tan contestado y un modelo de plaza escogido por ellos, a tres meses de las elecciones, para dejar un agujero en Armas».

Por su parte, Ana Rodríguez Masafret, de Ciudadanos, califica de «despropósito» dar continuidad a las puertas de los comicios a «un proyecto que no fueron capaces de hacer en cuatro años, teniendo la oposición de la mayoría de la corporación y de los ciudadanos». «Espero que no les de tiempo, porque me parece un desprecio y porque no es lógico que los que lleguen después se encuentren con un agujero, como ocurrió en la plaza de España», apostilló.

Incertidumbre

La concejala no adscrita Esther Leira, que está de acuerdo con la reforma, considera que no es de recibo que no se haya ejecutado ya la tarea y que se afronte ahora, «coa incertidume de si hai outro goberno». Pero Leira cree que, «tal e como foi o mandato ata agora, con disparates e grandes erros nos procedementos, non dará tempo a comezar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El temor a un «agujero» en Armas