Diego Calvo: «Vendemos que la única alternativa al PP es el caos, los hechos lo avalan»

chema corral FERROL

FERROL CIUDAD

CESAR TOIMIL

Con la vista puesta en las elecciones de mayo, sostiene que el éxito de las Mareas hizo que el PP pisara más la calle

28 ene 2019 . Actualizado a las 09:47 h.

Diego Calvo (San Sadurniño, 1975), diputado y expresidente de la Diputación, compatibiliza su labor como vicepresidente de O Hórreo con la presidencia provincial del PP, desde donde pilota la carrera hacia las urnas.

-¿Cómo afronta el 26M?

-Pues con la esperanza de conseguir de nuevo el apoyo de los vecinos de muchos pueblos, y lograr más alcaldías. Durante estos cuatro años hicimos los deberes.

- En su opinión, ¿cuál fue la clave del batacazo del PP en 2015?

-Jugaron muchos factores. Hubo lugares donde incrementamos votos y logramos mayorías, pero en otros, como Ferrol, hubo un exceso de confianza. Se cometieron errores y el partido no estaba en su mejor momento.

-Diga una lección aprendida.

-Hay muchas. La necesidad de un contacto continuo con los ciudadanos. Al final, lo importante no son las grandes obras sino solucionar los problemas del día a día. Otra, que hay que contar con buenos equipos y no solo con buenos candidatos.

-Cendán, candidato de Ares, condenado por delito electoral; Anido, en Sada, imputado por prevaricación... ¿Cómo lo explica?

-Intentamos siempre contar con las personas que pueden tener mejor resultado. Y cada vez tienen más peso en su designación los comités locales. Dicho esto, Cendán fue condenado. Cumplió su pena, y ahora puede volver a ser elegido. Y todos los afiliados apuestan por él para recuperar la alcaldía de Ares. Mientras, en Sada, nuestro candidato pasó de cuatro a siete concejales. Se aliaron cuatro partidos para que no gobernara, y fue víctima de una persecución política: 60 denuncias, todas de la misma persona, vinculada al partido de «Moncho es mucho». Queda una por la que tiene que declarar y un juicio oral por un tema administrativo. Tiene nuestro apoyo. Subimos tres concejales, y eso bien merece la confianza en Ernesto.

-También sorprendió su elección en Sobrado.

-Allí perdimos la mayoría absoluta. Trabajamos en la renovación y coincidimos en que lo mejor sería unirnos a Todos por Sobrado, donde militaba la actual candidata del PP, y presentar una moción de censura. Lo hicimos y, de manera incomprensible, algunos ediles del PP se echaron atrás. Desautorizamos la segunda moción, que devolvió la alcaldía al PSOE, expulsamos a afiliados y empezó la reconstrucción. Chus García es la mejor opción.

- En una lectura simplista, ustedes plantean o el PP o el caos.

-Es cierto. Vendemos que la alternativa al PP es el caos, porque los hechos lo avalan. Lo sucedido en Ferrol es el mejor ejemplo. La ciudad pasó de una mayoría absoluta con la que se hicieron innumerables proyectos a una legislatura con un alcalde que, en su primer día, advirtió que no venía a gestionar, que era un activista. El resultado es que no se hizo nada, y Ferrol es un caos. En lo único que se pusieron de acuerdo los grupos fue en que no gobernara el PP. Y tras la toma de posesión, el desacuerdo fue continuo. Acudimos a ese planteamiento porque es verdad.

- Dígame algo bueno que hayan hecho las Mareas.

-Me lo pone difícil. En el plano personal hay buena relación... Tal vez que su paso por las alcaldías sirvió para demostrar que la opción válida de gobierno es la del PP y que nos hicieron ver que no podíamos perder la calle. Noriega dio la espalda a todo aquello que siempre representó Santiago, que hoy es la ciudad con más fochancas de Galicia. En A Coruña, el abandono es total y absoluto. Solo se han ocupado, eso sí, de favorecer a los amigos.