El Uni, mucho más que el primer equipo

J.V. FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

JOSE PARDO

La entidad ferrolana cuenta con dieciséis equipos en sus categorías de base, y tiene más de 160 niños y jóvenes en su cantera

23 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El club Universitario Ferrol, que esta temporada cuenta con el apoyo de Baxi y otras firmas comerciales como Clesa o Abanca, no es solo el primer equipo, el que compite en la élite del baloncesto femenino español. Detrás también hay un gran trabajo para fomentar la práctica deportiva entre los más pequeños y jóvenes. La entidad mantiene haciendo deporte a más de 160 niños y niñas, repartidos en los distintos equipos de base de la entidad. Todo un reto a la hora de organizar los entrenamientos, buscar canchas en las que poder trabajar y disponer de entrenadores que se encarguen de preparar a los equipos. Es una tarea dura, aunque el club la afronta con vocación de formación en este deporte.

La familia del club Universitario la componen 204 personas, entre los jugadores/as, juntos a los técnicos y delegados de los distintos equipos de la entidad, dieciséis en total y hay que sumar los que forman parte de la escuela. Además del primer equipo, que compite en la élite del baloncesto femenino, cuenta con un filial en la Primera Autonómica, así como otro en las categorías de cadetes (masculino y femenino), lo mismo que en infantiles. En alevines cuenta con cuatro conjuntos, uno de ellos, el femenino, que compite en la Liga Autonómica. También hay tres equipos de la categoría benjamín y tres en la escuela: Babi Basket 09, Babu Basket 10 y Baby Basket Azul. En total, 176 deportistas de los que 83 son chicos y 93, chicas. El equipo de técnicos y delegados está formado por 28 personas, 13 hombres y 15 mujeres.

Nada sería posible sin una junta directiva increíble, liderada por Leopoldo Ibáñez, que trabaja a destajo y de una forma completamente desinteresada. También los más de un millar de abonados que apoyan al equipo en todos los partidos de casa, entre ellos los incondicionales de la peña Ruxidos de Esteiro, que se pega auténticas palizas en coche para estar con el equipo allá en donde juegue.

Un espejo para los pequeños

Aunque los mayores recursos se emplean en la primera plantilla, la entidad no escatima esfuerzos para que el trabajo en los equipos de la cantera se realice en las mejores condiciones posible. El primer equipo es un espejo y una meta para los muchos niñas y jóvenes que se forman en la cantera.

El club aprovechó el encuentro frente al Zamora para llevar al centro de la cancha del pabellón de A Malata y hacerse la foto de familia oficial de la temporada.