El mar y el puerto


El gran mar a través de la ría entra en el puerto ferrolano para vestirlo de azul, y es una buena representación de lo que debe ser esta ciudad reconocida en el mundo por su poderío naval, amparada por una actividad centenaria desarrollada en la ingeniería y en la industria militar con la construcción de grandes y sofisticados buques. Los destinos del puerto y el complejo de astilleros, que siguen viviendo del mar, vienen poniéndose al día en sus nuevos menesteres caminando con la evolución europea y abriéndose al exterior con mercancías muy específicas: carbón (mientras no se descarbonice Endesa); papel; madera; cemento; acero; y mejorando su expansión terrestre con el futuro acceso ferroviario al exterior de Caneliñas.

También ha dado un importante impulso al Puerto la dulzura telúrica de miles de pasajeros que visitan la ciudad para admirar el barrio de A Magdalena y el turismo industrial, que son nuestro patrimonio natural.

Un pero. Esta gran empresa que es el Puerto, junto con Navantia, no pueden estar de espaldas a la cultura y el deporte, deben ambas favorecerlo como viene haciendo Reganosa con sus ayudas al deporte. O la Armada, con sus instalaciones únicas y un impresionante legado cultural.

En otras ciudades prestan ese apoyo también por solidaridad y cooperación con el lugar que acoge a estas grandes empresas. Navantia abandonó la actividad deportiva, de la que fue una referencia en otros tiempos, y por lo que se refiere al Puerto también tiene una deuda.

Hubo un presidente, creo que fue Vicente Irisarri, quien dio los primeros pasos con la iniciativa del club náutico, pero por lo visto, todo quedó en agua de borrajas.

Pero volviendo al tema de fondo, el Puerto de Ferrol, vemos con satisfacción que sigue enfrentándose a sus retos y desafíos, estando presente en la evolución porque se ha cimentado sobre unos pilares robustos.

Y en ello también tiene participación sus anteriores presidentes, políticamente diferentes, que han trabajado sin roces y dando continuidad a una obra fundamental para esta ciudad. Hoy está al frente de la Autoridad Portuaria José Vilariño, y con recorrido largo, viene desarrollando buen trabajo junto a su equipo de dirección. Y como el periódico me permite decir que el rey está desnudo, cuando está desnudo, lo digo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El mar y el puerto