En femenino


Ferrol

Hace casi 40 años que en los astilleros de la ría de Ferrol comenzaron a trabajar las primeras mujeres. Cuatro décadas de camino para situarnos en las primeras hojas del calendario del 2019 con una empresa pública, Navantia, que solo cuenta entre sus filas con un 10 % de mujeres. Quince puntos por debajo de lo que sucede en el conjunto de la industria en nuestro país. Ahora, la compañía está dispuesta a darle un vuelco a la situación, visibilizando el talento femenino e impulsando el empleo entre las mujeres. A ver cuánto tardan los primeros en sentirse ofendidos cuando se ponga el foco entre algunas de sus compañeras y arranquen la sórdida maquinaria para extender la sombra de la sospecha sobre las causas de su proyección profesional.

Favorecer la incorporación de la mujer a la industria requiere de un conjunto de medidas, pero sobre todo bajar primero a la arena de la educación y propiciar el estudio de un gran número de las titulaciones orientadas a la industria pesada. Busquen también a alguna chica en los dos programas de formación profesional dual que se desarrolla en Navantia con prácticas en sus talleres.

En un mundo tan masculinizado como el sector naval, la implicación de los hombres es imprescindible para que el propósito de Navantia de favorecer la igualdad sea un éxito, principalmente a las puertas de una masiva convocatoria de empleo. No somos el enemigo, sino las compañeras de viaje en cualquier puesto de trabajo. Conviene recordarlo en una jornada en la que un partido político propugna sin rubor que la ley de prevención de la violencia de género atenta contra los hombres.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

En femenino