La oposición derrota por partida doble al gobierno de Jorge Suárez en el pleno

El equipo del alcalde se topó con un nuevo rechazo al pago de las facturas de Urbaser


FERROL

El pleno de despedida del año en Ferrol fue muy acalorado, con cruces de descalificaciones mezclando términos en lenguas extranjeras y alusiones a la literatura satírica de Cadalso del siglo XVIII. Y ocurrió ante un grupo de vecinos de la zona rural que habían acudido en apoyo a una moción del BNG sobre las carencias del transporte, que el alcalde no incluyó en la sesión, por lo que, al terminar, algunos seguían preguntando por qué no se había tratado.

Jorge Suárez justificó la exclusión en un acuerdo tácito de la corporación de no incluir mociones en el pleno de diciembre. El portavoz nacionalista, Iván Rivas, negó la existencia de tal acuerdo y le recriminó que introdujera asuntos de su interés fuera del orden del día, privando a los vecinos de defender mejoras en el transporte. El tono de ambos se caldeó y Suárez acusó a Rivas de manipular a la gente, movilizándola a sabiendas de que la moción no iba a ser tratada y lo calificó de «vago diletante», para después espetarle: «Sabe que lle teño aprecio, pero vostede triunfaría no planeta de Los eruditos a la violeta» y añadir: «Non sei se os veciños están sometidos a un trompe-l’oeil ou trampantojo». La respuesta de Rivas fue Suárez «é o primeiro alcalde que se atreve a non meter mocións no pleno, incumplindo o regulamento do Concello».

El servicio de basuras

Sin restar importancia a las demandas vecinales, los dos asuntos más reseñables de la sesión fueron tumbados por la oposición. Se trataba de una modificación extrajudicial de crédito para abonar las facturas adeudadas a Urbaser por 496.000 euros, que ya había sido rechazada en el pleno de noviembre, y que ayer volvió a quedar pendiente por los votos en contra del PP y Esther Leira, y la abstención del PSOE, BNG y Ciudadanos. Los argumentos de la oposición fueron los mismos de siempre: el servicio lleva cuatro años sin contrato, no se auditó a la empresa ni se comprobaron las facturas y, el más importante, que el gobierno sigue sin definir qué tiene previsto hacer. La respuesta del alcalde fue también similar a la de plenos anteriores: se están haciendo las auditorías, las facturas fueron certificadas por los técnicos y estamos trabajando en un modelo de gestión pública. La edila de Ciudadanos, Ana R. Masafret, explicó que se abstenía para no obstaculizar el pago, pero incidió en que «es necesario garantizar la seguridad de la plantilla de Urbaser, pero no con reconocimientos extrajudiciales».

La otra propuesta de relevancia que no logró salir adelante era la renuncia al procedimiento de contratación del citado servicio iniciado en el anterior mandato. En realidad, ni siquiera llegó a debatirse, porque figuraba fuera del orden del día y se necesitaba mayoría absoluta de 13 votos para aprobar la urgencia, y no la hubo.

¿Por qué no se aprobó la urgencia? Según habían indicado ya cuando se debatió la propuesta de las facturas, la documentación sobre la renuncia se entregó a la oposición a las doce de la mañana de ayer, una hora antes de una comisión extraordinaria y urgente para tratarla, y a algunos no les dio tiempo a analizarla. 

Convenio de bomberos

El que sí se aprobó fue el convenio de cooperación entre el Consorcio provincial contra incendios e salvamento, que supondrá una aportación de 414.403 euros al Concello este año y otros 506.995 en el 2019. En este punto, la portavoz socialista, Beatriz Sestayo, anunció el voto a favor de su grupo por la necesidad de dotar al servicio de un marco seguro, pero apuntó que «non se debe permitir que veñan a fin de ano coa excusa de que si non se aproba o convenio poden non cobrar os bombeiros».

También salió adelante, solo con los votos del gobierno, otra modificación de créditos para el abono de facturas a varias empresas, entre ellas la de jardines, que lleva un año sin contrato. Esther Leira votó en contra y apuntó que «é ben triste acabar o ano así, con modificacións de créditos por casi 1,5 millóns para pagar facturas». El PP optó por la abstención y su portavoz, Martina Aneiros, indicó que le gustaría «poder desear que el año próximo se ponga fin a esta situación, pero se que en los cinco meses que le quedan al alcalde no lo veremos».

El único asunto aprobado por unanimidad fue la concesión del título de Fillo Predilecto de Ferrol a Manuel Sánchez Hermida, jefe de Protocolo del Concello de 1988 a 2018.

Pese a tanto desencuentro, la corporación acabó la noche brindando todos juntos por el año nuevo en el salón de recepciones.

La contratación a la que se quiere renunciar lleva tres años caducada

El equipo de Jorge Suárez perdió tres años y medio dándole vueltas al procedimiento de licitación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria que había dejado en marcha el anterior gobierno del PP. Nada más asumir las riendas del Concello, el alcalde mostró su rechazo al citado contrato, que solo estaba pendiente de la apertura de los sobre B de las propuestas de las empresas, pero no fue hasta el pasado mes de marzo cuando anunció que se iba a renunciar al mismo. Sin embargo, y a pesar de que se encargó un estudio a una empresa externa para justificar dicha renuncia, la propuesta como tal no ha llegado a plantearse formalmente hasta ayer, en una comisión convocada con carácter extraordinario y urgente.

Y en esa reunión llegó la sorpresa, porque, según los informes firmados en los últimos días por el secretario general y el interventor del Concello, el expediente de contratación heredado, que tantos quebraderos de cabeza dio al gobierno de Suárez y que estaba paralizado desde el 23 de abril del 2015, caducó tres meses después. Lo justifican en que ningún licitador instó en tiempo y forma la continuación del expediente, por lo que, en aplicación de Ley de Contratos del Sector Público 9/2017, el procedimiento caducó a finales de julio del 2015.

No obstante, los citados informes del secretario y el interventor difieren en algunos aspectos, ya que el primero, firmado el pasado 17 de diciembre, informa favorablemente la renuncia al expediente de contratación de gestión del servicio público de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria en base «a inviabilidade legal de continuar có mesmo», añadiendo que dicho acuerdo deberá ser comunicado a todos los contratistas que presentaron ofertas, indicándoles que podrán interponer el recurso especial regulado en el artículo 44 de la Ley 9/17 de Contratos del Sector Público».

Por su parte, el interventor concluye que la renuncia a la continuación del procedimiento se justifica en razones económicas, jurídicas y técnicas, e informa favorablemente la propuesta de renuncia del expediente y la caducidad del mismo.

Sin embargo, el alcalde, que ayer manifestó que nadie les había advertido hasta ahora de la caducidad, pretende llevarla de nuevo al pleno de enero, tras el rechazo de ayer a tratar el asunto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La oposición derrota por partida doble al gobierno de Jorge Suárez en el pleno