Pleno atípico de la corporación de Ferrol sin el equipo de gobierno

Los grupos de la oposición, a excepción del BNG, que se ausentó, acordaron reprobar la actitud del alcalde con los representantes del personal municipal


Ferrol

Un pleno sin el gobierno. Así se desarrolló la atípica sesión de este mediodía en el salón de plenos de Ferrol, solicitada por parte de la oposición y convocada por el secretario ante la inacción del alcalde, Jorge Suárez, al respecto. Se trataba de escuchar las quejas y demandas de los representantes sindicales sobre la problemática del personal del Concello de Ferrol, pero el equipo de gobierno decidió no asistir.En vista de la situación, y ante más de medio centenar de trabajadores municipales, el secretario general echó mano del artículo 46 de la Ley 7/85, por lo que ocupó la presidencia del pleno el concejal de más edad entre los presentes, José Tomé, del Partido Popular. 

Con la bancada de Ferrol en Común y las dos concejalas no adscritas integradas en el gobierno vacía, el edil popular concedió la palabra al presidente de la Xunta de Persoal, Javier Sandá, quien expuso las reivindicaciones que han llevado a los sindicatos CSIF, UGT y CIG a protagonizar movilizaciones y encierros semanas atrás, para exigir la convocatoria de la mesa de negociación y del comité de seguridad y salud laboral. «A nosa maior preocupación foi e segue sendo a continua sangría de persoal nos servizos públicos municipais, que están moi precarizados», dijo, añadiendo que les parece increíble que, sabiendo los problemas que existen, «o alcalde non se sente hoxe a escoitar, para desatascar o conflicto existente, segundo as súas propias palabras». Javier Sandá continuó diciendo que interpretan su ausencia «como un novo ninguneo a esta representación sindical e, en consecuencia, ao persoal municipal». Acto seguido expuso las reivindicaciones del colectivo, «que seguen coincidindo, na súa maior parte, coas que se lle expusemos o 28 de setembro do 2015». Se trata de la convocatoria de la oferta de empleo público, para la que se consiguió un acuerdo hace solo dos días, cuando ya estaba convocado este pleno extraordinario, la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo, la derogación del reglamento de jornadas y horarios, las bases del concurso de jefaturas de negociado, la aplicación del acuerdo de nocturnidad y festividad y la convocatoria del comité de seguridad y salud laboral.

El miembro de la oposición que ejerció como presidente dio lectura a la propuesta que se iba a someter a aprobación, que consistía en reprobar la actitud del alcalde, Jorge Suárez, respecto a la representación sindical del Concello en los últimos tiempos, y en instarlo a que convoque debidamente y con la documentación precisa para cada caso las mesas de negociación y el comité de seguridad y salud laboral, a fin de abordar todos los asuntos pendientes. 

La propuesta de la oposición resultó aprobada por unanimidad del pleno, o sea, los grupos del PP, PSOE y Ciudadanos, puesto que los dos ediles del BNG decidieron ausentarse antes de la votación. Su portavoz, Iván Rivas, explicó que había acudido a la sesión por respeto a los trabajadores, pero que no estaban dispuestos a participar «nun paripé no que o goberno está ausente e o que se acorde non vai ter saída».

Los que sí se despacharon a gusto fueron los portavoces de los otros grupos de la oposición, al igual que la concejala no adscrita y exmiembro del gobierno, Esther Leira, quien acusó a Suárez y a su equipo de «irresponsabilidade e deixación de funcións», apuntando que la asistencia a los plenos es inexcusable, salvo causa de fuerza mayor. No obstante, apostilló que esa ausencia le permitiría a ella seguir la sesión con tranquilidad, «porque non vou a recibir as humillacións continuas que me dirixe sempre o alcalde».

Por su parte, Ana Rodríguez Masafret, de Ciudadanos, dijo alegrarse de que, por fin, se acordase la oferta de empleo público, aunque fuese en el último momento, pero incidió en el resto de reivindicaciones de los trabajadores y les mostró su apoyo «en todo lo que sea diálogo y negociación colectiva.

La portavoz socialista, Beatriz Sestayo, dijo lamentar que, por primera vez en la historia de Ferrol, el pleno tuviera que ser convocado por el secretario y que se celebrase con la ausencia del gobierno. «Suárez fai historia da vergoña en un acto de enorme cobardía e desprezo a representación sindical e os traballadores», manifestó, añadiendo que un alcalde puede o no estar de acuerdo, pero lo que no puede hacer es asusentarse de su propia responsabilidad «e hoxe está a incumplir o regulamento do Concello de Ferrol». Según Sestayo, el regidor puso de manifiesto ayer que «nin é xestor, pero tampouco sindicalista nin activista».

Por su parte, Martina Aneiros, portavoz del PP, indicó que «la actitud de escapar y huir demuestra una cobardía absoluta del alcalde, que se niega a dar la cara», apostillando que «en Ferrol tenemos un alcalde al que le gustaría que todos, partidos políticos y sindicatos, fuesemos mudos». Según Aneiros, concluyó diciendo que Suárez representa el colmo de un alcalde sindicalista, «porque ningunea a los trabajadores y en vez de que los sindicatos se le encierren, los encierra él en su despacho».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Pleno atípico de la corporación de Ferrol sin el equipo de gobierno