El gobierno de Suárez no logra sacar adelante la cuenta general del 2017

La oposición sostiene que la rendición de cuentas demuestra el fracaso y la mala gestión de las riendas municipales


Ferrol

El gobierno local no logró sacar adelante ayer en el pleno un documento que el alcalde, Jorge Suárez, definió de trámite, pero que generó duras críticas de la oposición, que le echó en cara lo que calificaron de «fracaso» y «mala gestión». Se trataba de la aprobación definitiva de la cuenta general del Concello del ejercicio del 2017, que fue rechazada por los votos en contra del PP y el BNG, y la abstención del PSOE.

La lluvia de recriminaciones a la rendición de cuentas del gobierno se centró en cuestiones tales como los 16 millones de euros que quedaron sin gastar, los 7,7 millones que se abonaron a través de reconocimientos extrajudiciales de crédito por la falta de contratos o el dinero que no se cobró, como los cinco millones que adeuda Emafesa por el impago del canon, según apuntó el portavoz del BNG, Iván Rivas.

El edil socialista Bruno Díaz incidió en lo «incomprensible» de que «Ferrol renuncie a aproveitar todos os recursos que ten na súa man», añadiendo que la liquidación del 2017 es la constatación «do fracaso destes últimos anos». Por su parte, la portavoz del PP, Martina Aneiros, también cargó contra el gobierno por el dinero que se dejó de invertir y por incorporar documentos de las empresas mixtas de aguas y turismo, que no están aprobados o no tienen la firma del alcalde, así como por los 12 millones gastados en trabajos realizados por empresas externas, frente a la remunicipalización anunciada.

El hecho de que no se aprobase la liquidación del 2017 puede tener consecuencias, porque se corre el riesgo de que el Ministerio pueda llegar a retener pagos por la participación en los tributos del Estado.

Las que sí lograron salir adelante, aunque no sin críticas, fueron las inversiones con cargo al POS Plus del 2017, con una inversión de la Diputación de 753.659 euros, complementada con otros 510.537 del Concello. Entre las obras previstas destacan la urbanización de las calles Basanta y O Espiño, presupuestada en 525.000 euros; y la construcción de un aparcamiento disuasorio en la zona hospitalaria con 296.619 euros. La oposición favoreció su aprobación, pero auguró que, siguiendo el ejemplo de estos años, las obras tardarán en ejecutarse, porque hay algunas pendientes desde el 2016.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El gobierno de Suárez no logra sacar adelante la cuenta general del 2017