Los primeros espadas del 26-M

Jorge Suárez se autoproclamó candidato en junio, le siguieron José Manuel Rey Varela e Iván Rivas, y Ángel Mato fue el único elegido en unas reñidas primarias


ferrol / la voz

A poco más de cinco meses de las elecciones municipales del 26 de Mayo, los partidos que suelen capitalizar la mayoría de los votos en Ferrol ya están inmersos en una precampaña que se prevé tensa. Los cabezas de cartel del Partido Popular, Ferrol en Común (FeC), PSdeG-PSOE y BNG se fueron conociendo en los últimos meses, mientras que otras formaciones, como es el caso de Ciudadanos, que tiene representación municipal, y nuevas propuestas que anunciaron su concurrencia a los comicios, siguen manteniendo la incógnita.

El primero en autoproclamarse candidato a la Alcaldía fue Jorge Suárez (Vigo, 1975), quien en enero de este año había manifestado que solo se presentaría si así lo decidía la asamblea de FeC y siempre que el partido no perdiera su esencia, pero en junio ya anunció su intención de repetir. Y lo hizo público cuando En Marea ya había entrado en crisis, en la celebración de su tercer año en el Concello, en la que ya se notó la falta de Luis Villares, pero sí acudieron el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, y la alcaldesa accidental de Santiago.

La carrera política de Suárez, que provenía del sindicalismo, se inició en las elecciones del 2015, en las que FeC obtuvo seis concejales, y fue proclamado alcalde gracias al apoyo del PSOE, con el que gobernó en coalición poco más de un año, y del BNG. Un año después se rompió el pacto con el PSOE, pero dos concejalas socialistas siguieron y siguen formando parte del gobierno, del que en junio del 2017 fue expulsada la edila de FeC Esther Leira.

El siguiente en dar el paso anunciando su candidatura fue José Manuel Rey Varela (Ferrol, 1975). Fue en un multitudinario acto del Partido Popular que se celebró el 8 de septiembre, en el que comunicó que había decidido presentarse «para volver a ser vuestro alcalde». Rey Varela fue presidente de Nuevas Generaciones del PP y en el 2002 entró a formar parte de la corporación municipal ferrolana. En el mandato 2003-2007 ostentó la concejalía de Hacienda, los cuatros años siguientes estuvo en la oposición y en los comicios del 2011 accedió a la Alcaldía tras haber conseguido para el PP la primera mayoría absoluta que se produjo en la ciudad. En el 2015 volvió a encabezar la lista popular y poco después dejó el grupo mayoritario de la oposición (11 concejales) para incorporarse al ejecutivo de la Xunta como conselleiro de Política Social, cartera que mantuvo hasta el pasado mes de septiembre.

Poco después de que Rey Varela anunciase su candidatura lo hizo Iván Rivas (A Pontenova, 1976), del BNG, asegurando que se presenta «contra os que se poñen do lado do poder», en alusión al PP y FeC, «que acabaron sendo o mesmo». Rivas fue el número tres en la lista del BNG en 2011 pero no obtuvo el acta de concejal hasta enero del año siguiente, tras la marcha de Xoán Xosé Pita. Fue el candidato en los comicios del 2015, en los que la formación nacionalista repitió con dos concejales.

El socialista Ángel Mato Escalona (Ferrol, 1971) es el cuarto espada en las elecciones del 26-M. Fue el último candidato en oficializarse, porque, a diferencia de los otros tres, también tenía rivales en la propia Casa do Pobo ferrolana y tuvo que someterse a unas primarias. Mato fue concejal de Urbanismo en el Concello de Ferrol en el mandato 2007-2011, con Vicente Irisarri como alcalde, y desde junio del 2016 es senador.

El cabeza de lista del PSOE tuvo que buscar el respaldo de la militancia

Los candidatos ferrolanos que ya se conocen no tuvieron problemas con los órganos de dirección de sus respectivos partidos o, si los hubo, no han trascendido, con la salvedad del PSOE. Y es que Ángel Mato encabezará la lista socialista gracias al respaldo que le dio la militancia en las primarias, porque la del grupo municipal y la mayor parte de la ejecutiva local, sobre todo de la secretaria general, Beatriz Sestayo, no la tuvo. También pesó a su favor el acuerdo in extremis de unificar su precandidatura con la de Antonio Golpe, vicesecretario general y portavoz de la ejecutiva local ferrolana.

A raíz de ese pacto, Ángel Mato solo tuvo que enfrentarse en las primarias a Germán Costoya, el precandidato respaldado por Sestayo, en un proceso interno que tuvo una gran respuesta por parte de la militancia, con una participación del 83,8 %. De hecho, de los 296 afiliados que tiene el Partido Socialista en Ferrol, ese día acudieron a las urnas 248 y el resultado fue de 145 votos para Ángel Mato y 101 para Germán Costoya. El senador ya se había medido en enero pasado con Beatriz Sestayo, que salió reelegida secretaria general por un único voto de diferencia.

Otros partidos mantienen la incógnita

Ciudadanos es el único partido con representación que aún no ha desvelado si la edila Ana R. Masafret repetirá como candidata. Vox, que en anteriores comicios no logró acceder a la corporación, también mantiene la incógnita sobre su número 1. El que sí está decidido a encabezar Actúa en Ferrol es Carlos del Río, uno de los fundadores de FeC, pero no se hizo oficial. Otra escisión del partido del alcalde, Marea de Ferrol, de la que forma parte la edila no adscrita Esther Leira, también anunció su intención de concurrir a las elecciones, al igual que Sentimiento Ferrolano, otro partido nuevo, impulsado por el baloncestista Anicet Lavodrama. Por su parte, Jubilados por Ferrol, de Luis Taboada, se ha unido a Centristas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los primeros espadas del 26-M