¿Sabías cómo empezaron las defensas portuarias en la ría de Ferrol?

Crónica del Museo Naval


Ferrol

Debido a la importancia estratégica de Ferrol, siempre existió la preocupación por defender su ría. A la protección que ofrecían los castillos de San Felipe, La Palma y San Martín, se une por una Real Orden en 1886, una organización especial denominada “Brigada Torpedista del Departamento de Ferrol”, que estaba formada por una estación de fuego, denominada caseta de fuego, situada en las proximidades del castillo de San Felipe, por un barco-pontón, con funciones de almacén, y por una pequeña dotación militar.

Aunque pueda parecer curioso ya durante la guerra de 1898 contra los norteamericanos en Cuba y Filipinas, se activó dicha brigada, cerrando el puerto de Ferrol y prohibiendo a los buques entrar por la noche, ya que existía el temor de la llegada de tropas estadounidenses a la península.

Las faenas para el tendido de la línea defensiva en la ría eran apoyadas por dos chinchorros y un bote de vapor. El funcionamiento de la defensa consistía en el fondeo de unos artefactos eléctricos unidos entre sí por un cable sencillo y a la vez todos ellos unidos a tierra por un cable múltiple que hacía estallarlos oportunamente.

Era usual que cuando se activaba este procedimiento, se invitaba a autoridades tanto civiles como militares para presenciarlo, y así se cuenta como caso anecdótico que en una ocasión, concretamente en 1901, se le permitió accionar el disparador a la señora del Comandante General del Arsenal, y al estallar el artefacto se derribó el talud que rodeaba la caseta de fuego, con el consiguiente susto, pero sin más consecuencias. En 1918 a las prácticas habituales, se unió la colocación de un enmallado de red metálica entre las dos orillas de la ría contra submarinos.

Esta actividad continuó desarrollándose hasta bien entrado los años 70 del pasado siglo, cuando los avances tecnológicos en materia de interceptaciones y comunicaciones entre buque y control de tráfico marítimo, dejó obsoletas estas prácticas. También, por la necesidad de dotarse de un helipuerto en esta Zona Marítima, se decidió su construcción precisamente en el denominado muelle de obstrucciones de la Base Naval de La Graña, para dar cobertura a las aeronaves de la Armada y en particular del portahelicópteros Dédalo, en sus estancias en la ciudad. A pesar del tiempo transcurrido, todavía hoy, este muelle de La Graña sigue siendo conocido como Muelle de Obstrucciones, cuando su actividad principal está relacionada con el aprovisionamiento de buques de la Armada y como helipuerto.

Ven al Museo Naval de Ferrol y te contamos más cosas (abierto de martes a viernes, de 9.30 a 13.30 h; sábados, domingos y festivos, de 10.30 a 13.30 h). Más información en la web del museo http://armada.mde.es/museonavalferrol y visitas guiadas en la dirección de correo: museonavalferrol@fn.mde.es

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

¿Sabías cómo empezaron las defensas portuarias en la ría de Ferrol?