Repunta el maltrato en la comarca

Cifras de asociaciones, juzgados y entidades municipales dejan entrever un aumento en la zona de Ferrol

ESCAPARATE DE CUERDA FLOJA DURANTE LA CAMPAÑA FERROL EN NEGRO
ESCAPARATE DE CUERDA FLOJA DURANTE LA CAMPAÑA FERROL EN NEGRO

Ferrol

La Asociación de Loita Contra os Malos Tratos (Almat) cumple el año que viene dos décadas de existencia. Desde 1999 conocen de cerca el estado de la violencia de género, tanto en Ferrol, donde tienen su sede, como en el resto de la comarca. Por eso, se dan cuenta cuando varía la situación. En este momento, los casos se dan sobre todo en la urbe naval y en Narón, con un «importante repunte» entre las consultas de mujeres de 40 a 55 años. En total, en la actualidad hay 35 en atención psicológica, cuando en otros ejercicios el máximo estaba entre 20 y 25. «Son diez más en un año, nos parece un aumento considerable», expresa Carmen López, conocida como Coca, la psicóloga de la asociación.

«A la mayoría les cuesta reconocer que son víctimas de violencia y entre las jóvenes todavía cuesta más, porque muchas lo ven como algo normal. Las cosas mejoraron desde que empezamos en 1999, cuando teníamos que ir a buscarlas a las casas, pero en la sociedad queda mucho por hacer», opina Coca. Almat cuenta con un servicio de atención 24 horas a las víctimas, a través del teléfono 607 603 442. Por este medio se suelen recibir una media anual de 500 llamadas.

Otra entidad existente es la Asociación de Loita contra a Violencia de Xénero (Alvixe), presidida por Inés Bouza López y con sede en la Casa Solidaria, que en verano trasladó el dato de que atiende una media semanal de entre dos y tres mujeres.

Mientras, las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial correspondientes al partido judicial de Ferrol, también vislumbran un aumento de casos de violencia sobre la mujer. Así, en el segundo trimestre, el último sobre el que hay datos disponibles, ingresaron 104 asuntos penales de este tipo. Son más que los 78 del mismo período del año anterior. Y también hubo un aumento en la franja de los tres primeros meses del año: 75 en el 2018 por los 66 del 2017. 

Reconocimiento del Gobierno

Esta semana, la delegación del Gobierno en A Coruña premió la labor de la Casa de Acogida de Ferrol, que está en activo desde 1986 y funciona sin descanso. Allí se proporciona un espacio de acogida y atención personalizada en el ámbito de la violencia de género, con asesoramiento en materia social, jurídica y psicológica. Este año, aún sin finalizar, han estado allí 12 mujeres y 13 menores, cuando en todo el 2017 fueron 12 y 14, respectivamente. En total, hay 15 plazas para mujeres. La mayoría ingresan de forma provisional o están entre 11 y 30 días, aunque hay casos de meses. «Os datos amosan a necesidade de traballar no eido formativo e laboral, que permita acadar unha independencia real, non supeditada ao acceso a rendas económicas de carácter prestacional, que teñen unha duración limitada temporalmente», valora la memoria del 2017.

En cuanto a la Casa de Información á Muller de Ferrol -en la comarca hay también en As Pontes, Ares y Ortigueira-, 79 de las personas que pasaron por allí este año fueron por casos de violencia de género, mientras el total del 2017 fue de 133. En esta dependencia municipal se desarrollan programas de inserción, laboral, charlas o exposiciones sobre la cuestión, además de ser un lugar de atención principalmente psicológica.

Entre las iniciativas impulsadas por la concejalía de Mocidade, Benestar Social, Igualdade e Muller, hoy se desarrolla una carrera contra la violencia de género, hubo un debate escolar y se extendió la campaña Ferrol en Negro. En otros ayuntamientos también ha habido y habrá en la jornada de hoy numerosas iniciativas.

«Mi pareja me hizo conocer el terror»

ÁLVARO ALONSO

El padre de los hijos de esta ferrolana maltratada la obligó a cambiar de trabajo y diseñó una casa para tenerla controlada

«A día de hoy, después de una lucha terrible, mis hijos y yo somos muy felices». Este es el final, o al menos el momento actual, de la historia de María -nombre ficticio-, una mujer maltratada que pasó por la premiada Casa de Acogida de Ferrol, ciudad donde nació. Su vida en A Coruña, donde vivía, era normal. Nunca había tenido ningún problema, tenía una casa preciosa y estaba a gusto en su trabajo. Sin embargo, cuando tenía 37 años, con un traslado al extranjero de por medio, todo empezó a cambiar.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Repunta el maltrato en la comarca