El dueño de Brico Depôt, con tiendas en A Coruña y Ferrol, pone en venta la compañía

La Voz REDACCIÓN

FERROL CIUDAD

Ángel Manso

El secretario general de Fetico, sindicato mayoritario en la cadena, niega que vaya a cerrarse ningún establecimiento

21 nov 2018 . Actualizado a las 19:10 h.

El anuncio realizado esta mañana por el grupo británico Kingfisher, accionista único de Brico Depôt, de que abandonará el mercado español y el portugués, ha disparado las alarmas en Galicia, en donde cuenta con dos tiendas. Ambas, situadas en Ferrol y A Coruña, suman alrededor de 80 empleados, 50 en la urbe naval y 30 en la herculina. La empresa insiste en que ha tomado la «difícil decisión» de marcharse de la Península Ibérica para concentrarse en otros países en donde cuenta con una mayor proyección. Este anuncio fue interpretado en un primer momento como el posible cierre de todos los establecimientos en España y Portugal, aunque el grupo británico no llegó a hablar en ningún momento de esta intención.

De hecho, a primera hora de la mañana, cuando los trabajadores de A Coruña y Ferrol fueron informados por sus respectivos responsables, únicamente se les comunicó que el grupo propietario pretendía abandonar el mercado peninsular, pero dejando claro que la actividad iba a continuar. 

Antonio Pérez, secretario general de Fetico, sindicato mayoritario en la compañía, ha descartado por completo que la empresa vaya a cerrar y aseguró que la dirección ha comunicado a los representantes de la plantilla que venderá sus acciones en la división de Brico Depôt Iberia, pero ni siquiera se ha marcado un plazo límite para ello. Pérez insistió en que la situación de la empresa es buena. «Es solvente, viable y rentable», reseñó, lanzando un mensaje de tranquilidad a todos los trabajadores.