Un pequeño heavy con una gran suerte

Tras ganar el concurso de Galipizza del Resurrection Fest, Adrián Quintana, de solo nueve años, cumplió el sueño de conocer a algunos de sus grandes ídolos musicales

Adrián Quintana, en Rockschool Narón, donde aprender a tocar la guitarra eléctrica
Adrián Quintana, en Rockschool Narón, donde aprender a tocar la guitarra eléctrica

ferrol / la voz

Hay pocos niños de nueve años a los que les guste el metal. Y todavía son menos los que han tenido la oportunidad de conocer a algunas de las grandes estrellas del género extremo. Adrián Quintana -un ortegano con casa en Ferrol, de nueve años y mirada tímida- es uno de ellos. Y por eso se siente afortunado.

El pasado mes de julio, cuando todavía tenía ocho, este pequeño metalero saltó a las páginas de los periódicos al ganar el concurso Amigos para siempre convocado por la cadena Galipizza con motivo de su 25 aniversario. Lo logró al protagonizar el videoclip Eu quero ir ao Resurrection. Y con ese éxito se llevó el premio gordo: entradas gratuitas para el Resurrection Fest y comida en Galipizza también regalada durante todos los días del festival para él, su padrino, y sus padres, Vicente y Margarita, para toda la vida.

Pero lo que no se había contado hasta ahora es todo lo bueno que vino después, cuando llegó la hora de disfrutar de la cita viveirense. Adrián cuenta que con el premio le tocó la lotería, ya que gracias a él pudo vibrar con los conciertos del «Resu», muchos de ellos en primer línea, hartarse de comer pizza de churrasco y bocadillos de autor durante tres días en Galipizza... Y lo mejor de todo, conocer en persona a algunos de sus grandes ídolos musicales, como los miembros de los grupos Jinjer, Angelus Apatrida o The Raven Age. Precisamente uno de los integrantes de esta última formación -George Harris, hijo de Steve Harris, bajista de Iron Maden- tuvo un detalle que no olvidará. «Me regaló una púa que ahora tengo enmarcada», explica encantado.

Gracias al premio del concurso de Galipizza, el pequeño pudo conocer a los miembros de grupos como Jinjer, una de las mejores bandas de metal de Ucrania
Gracias al premio del concurso de Galipizza, el pequeño pudo conocer a los miembros de grupos como Jinjer, una de las mejores bandas de metal de Ucrania

Todavía con el subidón que le proporcionó el premio Amigos para siempre, Adrián ya sueña con la próxima edición del Resurrection Fest, a la que podrá asistir de nuevo gratis junto a su familia, y donde, además, tendrá la oportunidad de ver en vivo y en directo a Slipknot, una de sus bandas preferidas.

Mientras ese momento no llega, el pequeño sigue dándole duro a la guitarra eléctrica en Rockschool Narón, donde se forma desde hace un año Y es que, como todo el mundo ya sospechará a estas alturas, Adrián tiene muy clara su vocación. «De mayor quiero tocar la guitarra y cantar en una banda de metal», dice sin dudarlo ni un segundo.

Adrián y su padre, Vicente ( a la izquierda de la imagen), con miembros del grupo Angelus Apatrida
Adrián y su padre, Vicente ( a la izquierda de la imagen), con miembros del grupo Angelus Apatrida

Un talento precoz en el que ya pone sus ojos la televisión 

La repercusión mediática que tuvo el videoclip Eu quero ir ao Resurrection ha hecho que algunos programas de televisión se hayan fijado en Adri. El primero fue Bamboleo, un concurso de pequeños talentos de la TVG que se puso en contacto con sus padres para que el pequeño se presentase al cásting. «Le hizo ilusión, pero declinamos la invitación, porque solo teníamos dos días para preparar las canciones, algo imposible en este estilo y con letras muy complicadas en inglés», cuenta su padre, Vicente. El segundo ha sido un magazine de tarde, también de la cadena autonómica, que próximamente emitará un reportaje protagonizado por este pequeño fenómeno del metal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Un pequeño heavy con una gran suerte