El Gobierno prevé el cierre de la central de Meirama en junio del 2020 y de la de As Pontes antes del 2030

El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, ha asegurado que no lo están «imponiendo», pero cree que «todas van a cerrar entre el 2020 y el 2030»


Ferrol

Las palabras que pronunció ayer el secretario de Estado de Energía sobre el futuro de las centrales térmicas de carbón han levantado una intensa polvareda en Meirama (Cerceda) y As Pontes, donde se encuentran las dos plantas gallegas. José Domínguez Abascal puso fecha al fin de su actividad: en junio del 2020 cerrará la primera, junto a otras ocho de España; y la segunda forma parte del grupo de cinco que tampoco «seguirán activas más allá del 2030».

Abascal aclaró que no se trata de que el Gobierno vaya a ordenar su cierre, sino que, recordó, las plantas de carbón están sujetas a la directiva europea de emisiones. Esta marca nuevos límites de contaminación más bajos a partir del 2020 y las empresas que no los cumplan tendrán que cerrar las instalaciones.

En la térmica de As Pontes, propiedad de Endesa, la sensación, no obstante, es de tranquilidad. La compañía, donde trabajan unas 300 personas, está invirtiendo 217 millones en la mayor transformación de su historia, con el fin de reducir las emisiones y cumplir así con la directiva. La reforma prolongará la vida útil de la instalación medio siglo más, hasta el 2045, no el 2030 avanzado por Domínguez Abascal. De hecho, para el sector no resulta comprensible «que se invierta este dinero para funcionar solo diez años más», de manera que esta idea choca con la previsión del Gobierno central. El proyecto de adaptación implica la construcción de unas nuevas instalaciones que cambiarán la fisionomía de la planta.

El alcalde de As Pontes, el socialista Valentín González Formoso, expresó ayer que van a «defender y pelear la continuidad» de la térmica, confiando en que la obra de Endesa haga cumplir la normativa exigida. Las palabras de Abascal las ve «algo apresuradas», teniendo en cuenta que «falta mucho» para las fechas de las que se hablan. «Por lo tanto, ya veremos cuando llegue el momento. No hay razón para tratar ahora el posible cierre», concluyó el también presidente de la Diputación de A Coruña. Asimismo, recordó el compromiso que le trasladaron, aseguró, tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, respecto a la continuidad de la central, por lo que ve las palabras de Abascal como «una opinión personal».

Mientras, el cierre que se da por hecho de las térmicas de Endesa de Compostilla (Cubillos del Sil) y Andorra (Teruel) podría repercutir en forma de traslado de personal a la de As Pontes, teniendo en cuenta que la compañía no tendría previsto el despido de trabajadores.

La central de Meirama pertenece a Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) y, de momento, no está en obras de reforma, como la de As Pontes, para reducir emisiones contaminantes a partir del 2020. La compañía aún no ha despejado oficialmente el futuro de la planta y tampoco quiere opinar sobre la fecha anunciada por el secretario de Estado de Energía.

El posible cierre de la térmica dejará en la calle a un centenar de empleados directos y a otros 82 de auxiliares. Pero hay más puestos en juego, tanto en el sector del transporte, como en el puerto de A Coruña, donde Naturgy descarga el carbón que luego quema en la central. El presidente del comité de la planta, Bautista Vega, estima que afectará a medio millar de trabajadores.

Feijoo: «Imagínese el cambio. Necesitaríamos más energía de la que consumimos»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, calificó como una «muy mala noticia» que las centrales de carbón de Meirama y As Pontes estén «en la cuerda floja» y avanzó que Galicia no se puede permitir prescindir de esas dos plantas. Porque sin ellas, la comunidad pasará de ser excedentaria a convertirse en un territorio deficitario. «Imagínese el cambio que eso supone. Necesitaríamos más energía de la que consumimos», reflexionó.

Feijoo respeta el cumplimiento de la directiva europea de emisiones, pero, aclaró, es preciso hacerlo «con un período de transición, con un mix energético y con unas negociaciones lógicas». Además, defendió que la central de As Pontes cumplirá la normativa y «tampoco es razonable» que cierre Meirama, que «también tiene el compromiso de reducir emisiones».

Alertó el presidente gallego que el cierre de las plantas de carbón, y de las nucleares, disparará aún más el precio de la electricidad. Justo lo contrario de lo que precisan, no solo los consumidores, sino las grandes industrias. Feijoo recordó que el elevado coste de la energía es uno de los motivos de que Alcoa anuncie el cierre de las fábricas de A Coruña y Avilés.

«As Pontes va a seguir abierta»

Desde la Delegación del Gobierno en Galicia explicaron que la planta de carbón de As Pontes «va a seguir abierta» más allá del 2030 porque la fuerte inversión que está llevando a cabo Endesa en las instalaciones garantiza el cumplimiento de la directiva de emisiones. Fuentes de ese departamento dirigido por Javier Losada subrayaron que el Gobierno en ningún caso quiere cerrar esa central.

Más información

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

El Gobierno prevé el cierre de la central de Meirama en junio del 2020 y de la de As Pontes antes del 2030