Los vecinos están asustados, porque los coches entran en las fincas y temen por sus vidas


Marcos Bustabad relata que cuando se trasladó a una finca situada al lado de la glorieta, hace cuatro años, la casa ya tenía una grieta derivada del impacto de otros coches. Como seguía habiendo salidas de vía, optó por sustituir el portalón original de la finca por otros dos más pequeños, separados por una pared de hormigón y piedra.

Según relata, en esos cuatro años como vecino de la zona ya vio numerosos accidentes, como el de un coche que llegó a subir por las escaleras de otra casa situada al lado de la suya. De ahí que incluso tengan miedo dentro de su casa y pone el ejemplo de su esposa, que cuando ocurrió el accidente de la madrugada de ayer -pasaban unos minutos de las 12 de la noche- estaba en la cocina, situada en la planta baja, y al escuchar el fuerte impacto se fue al fondo de la vivienda.

Por su parte, Enrique Pantín, el dueño de la muralla derribada, manifiesta que en su casa tienen el dormitorio en el frente y los sobresaltos nocturnos están a la orden del día.

«Que pongan dos radares»

Los dos vecinos señalan que casi todos los accidentes en la glorieta coinciden los fines de semana y en horario nocturno. Insisten en la necesidad de que alguien tome medidas, porque así no se puede vivir. «Que pongan radares que saquen fotos a uno y otro lado de la autovía, si hace falta», manifiesta Enrique Pantín, quien agradeció la visita que ayer le hizo, tras el accidente, el jefe del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ferrol, que se comprometió a tratar de buscar soluciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los vecinos están asustados, porque los coches entran en las fincas y temen por sus vidas