Yoyo, Botas y Dora, tres caniches rescatados tras llegar a un acuerdo con su propietaria

El Hogar de Wilbur recurre a la mediación con los dueños ante la falta de respaldo a las denuncias


Ferrol

La presidenta de la protectora ferrolana El Hogar de Wilbur, Mar Vilariño, confirma la situación que acaba de ser denunciada por la asociación animalista Libera y por la Fundación Franz Weber. «Es verdad que en la comarca hay muchos casos de perros que viven encadenados, en un estado deplorable o sin apenas cuidados. Y también es cierto que la mayoría de las veces que denunciamos estos casos no encontramos respaldo por parte de las autoridades», comenta la responsable de la protectora.

Ante esta falta de «respuestas», los miembros de El Hogar de Wilbur optan muchas veces por el método de la mediación. «Al final te cansas de denunciar, porque ves que no te hacen caso, y entonces lo que hacemos es hablar con los dueños para intentar que nos cedan los perros y poder buscarles así un hogar en el que estén mejor atendidos», explica Vilariño.

Esto fue lo que sucedió, por ejemplo, con Yoyo, Dora y Botas, tres caniches que fueron «rescatados» por la protectora ferrolana del piso de Ferrol en el que vivían, «donde llevaban tres años confiscados en la terraza, sin salir a la calle para nada ni recibir ningún tipo de atención», según apunta la responsable de El Hogar de Wilbur.

Si bien es cierto que no se trata del caso más grave con el que se han topado -«porque hay perros a los que apalean y matan de hambre a diario»-, la protectora decidió pasar a la acción tras conocer la situación de Yoyo, Dora y Botas por un vecino de la propietaria de los canes. «Nos pusimos en contacto con el hijo de la dueña y al final llegamos a un acuerdo para que nos cediesen los perros», anota Vilariño.

Esto ocurrió hace apenas diez días y, desde entonces, los tres caniches se encuentran en la residencia canina El Bosque de Narón -que colabora desinteresadamente con El Hogar de Wilbur- a la espera de ser adoptados. Según cuenta Vilariño, los canes estaban muy delgados, llenos de pulgas, con las uñas muy largas y una mata de pelo considerable (a cada uno se le sacó casi un kilo de pelo muerto). Ahora, tras recibir cuidados y mimos en El Bosque, Yoyo, Dora y Botas se empiezan a recuperar, aunque «aún tienen muchos miedos», según advierte la responsable de la residencia canina naronesa, Yadira Tenreiro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Yoyo, Botas y Dora, tres caniches rescatados tras llegar a un acuerdo con su propietaria