Progreso


El doctor Lores, alcalde de Pontevedra, explicó las virtudes de las ciudades gallegas y sus magníficas condiciones para convertirse en lugares agradables donde vivir. Incluso en Ferrol. El alcalde Lores, que había estado destinado en Lugo como médico de familia, comenzó hablando de la belleza de Lugo. Continuó con Santiago y Ourense, como dejando claro que estas tres ciudades, junto con Pontevedra, eran sus preferidas. Pero fue más allá y se atrevió a diagnosticar el potencial de A Coruña y Vigo, aunque sin gran entusiasmo. Y ya, cuando parecía que daba por finalizado su recorrido, se acordó de la ciudad departamental para exclamar su famosísimo «incluso Ferrol», remarcando que hasta Ferrol tenía posibilidades. Con estas dos palabras, incluso Ferrol, el alcalde Lores dejó escrito un tratado completo del estado de crisis de la ciudad, de su peor posicionamiento en el grupo de las siete grandes ciudades gallegas, y hasta de su valentía política para afirmar que, con sus conocimientos y experiencia, sería capaz de sacar a la ciudad naval del mal estado en que se encuentra y convertirla en un lugar acogedor y agradable. ¡Qué grande el doctor-alcalde Lores!

Me acordé de esta reflexión del político pontevedrés cuando estaba leyendo un informe publicado recientemente acerca del gran momento histórico en que vivimos. A estas alturas del siglo XXI los grandes indicadores del progreso demuestran que, sin duda de ningún tipo, cualquier tiempo pasado fue peor. Incluso en Ferrol. En 1950 más de la tercera parte de la población mundial padecía miseria extrema; hoy esta tasa ha caído por debajo de la décima parte. Cada vez vivimos más y disfrutamos de mejor salud; ha mejorado considerablemente la alimentación, el uso de vacunas y el control de natalidad. Incluso en Ferrol. La educación es la tercera partida presupuestaria de los países desarrollados; el número de personas capaces de leer y escribir nunca había sido tan alto, incluso en Ferrol. Los incrementos de las libertades individuales y colectivas, la capacidad de participación y decisión de la ciudadanía son los mayores de la historia; hay menos tiranías, dictaduras y poder heredado de origen sagrado que nunca, habiéndose generalizado el sistema democrático como el mejor aceptado por todos. Incluso en Ferrol. Somos conscientes de que todo va mejor aunque no estemos en el mejor mundo posible. Steven Pinker en su libro En defensa de la Ilustración sostiene que no podemos aceptar el fatalismo, la desigualdad, los autoritarismos, los fanatismos y el rechazo a la ciencia, por mucho que hayamos avanzado en los últimos tres siglos. De ese espíritu de la Ilustración, precisamente en Ferrol, sí competimos por los puestos de cabeza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Progreso