La motivación fue la solución del Racing

El club ferrolano tan solo pudo sumar 18 de los primeros 30 puntos en juego


FERROL

El racinguismo ya ve la luz al final del túnel. No hay nada hecho, restan 28 jornadas de liga por disputar (84 puntos en juego), lo que significa muchas batallas por librar. Sin embargo, los tres últimos encuentros de liga han sido otra cosa, el equipo ya transmite una imagen que permite concebir algo de ilusión y esperanza. El nuevo proyecto racinguista ha tardado diez jornadas en comenzar a brillar. De los 30 primeros puntos en juego, los verdes ya se han dejado 12 por el camino.

Eran muchos los técnicos del fútbol gallego los que advertían de que el Racing, cuando funcionara, sería imparable. Sin embargo, el equipo verde era un mar de dudas. Un día había fallos en defensa y al siguiente, en ataque. La derrota en Somozas hizo mucho más daño del razonable, teniendo en cuenta que solo era el primer encuentro de liga. Se ganaron dos partidos en casa, Ourense CF y Polvorín, aunque llegaron los tropiezos contra el Céltiga y en el campo de Paiosaco. El equipo acabó aprendiendo, a base de palos, que en Tercera, lo prioritario, es ponerse el mono de trabajo y a partir de ahí se puede crecer.

Algunos jugadores llamaron a este cambio motivación o actitud adecuada. Apareció en el partido contra el Compostela y se ha mantenido ante el Arosa y Bergantiños. Para el técnico, lo de cambio de actitud no lo aclara todo: «Decir solo que hubo un cambio de actitud en los jugadores ?indica el preparador? les puede hacer daño a ellos, ya que alguien podría pensar que en los primeros partidos de liga pasaban de todo. No es así. Todo hay que construirlo, tácticamente, físicamente, pero también mentalmente. Hay que tener en cuenta que en este equipo hay mucha gente con un gran historial detrás, jugadores que bajan a Tercera, que están en el Racing y el subconsciente les lleva a pensar que las cosas van a ir bien porque sí. Yo, que los veo entrenar diariamente desde el primer día, he dicho que los jugadores sí que quieren. Sin embargo, la realidad la marca el terreno de juego. Son futbolistas pero también son seres humanos y hay que esperar a que la realidad se te ponga delante para darte cuenta de lo que pasa. Desde el arranque sabemos que sin una buena actitud no se puede hacer nada, pero muchas veces se espera a que el terreno de juego nos enseñe las cosas».

El técnico destaca que lo importante es que se ha rectificado a tiempo, añade que hay tiempo por delante para revertir la situación y que el final sea feliz.

El domingo, a las cinco, llegará al campo de A Malata, otro de los grandes de esta Tercera, el UD Ourense, por lo que la motivación está asegurada. Lo importante será que esta buena actitud se mantenga cuando los racinguistas tengan que enfrentarse a clubes con menos nombre y peor situados en la tabla clasificatoria. De momento, el equipo se ha ganado con creces un margen de confianza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La motivación fue la solución del Racing