El naval defiende su acuerdo en la calle

Los operarios auxiliares de Ferrol y Fene pararon dos horas y marcharon hasta As Pías


ferrol / la voz

Un año después de culminada una huelga que paralizó durante 21 días la actividad en los astilleros de la ría, los trabajadores de las compañías auxiliares de Navantia volvieron ayer a la calle. Encima de la mesa tienen un acuerdo refrendado por cerca de una veintena de firmas del sector con las Federaciones de Industria de CC.OO., CIG, UGT y MAS que implicaría la unificación de sus condiciones salariales y sociales con independencia de la firma para la que trabajasen, pero se han topado, denuncian, con el muro de la patronal sidero metalúrgica de A Coruña. Las centrales reclaman que ese acuerdo se incorpore al convenio provincial, de forma que sea de obligado cumplimiento para todas las empresas que quieran trabajar en los astilleros públicos de la ría, pero, ni aún con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, se ha llegado por el momento a un acuerdo.

Por eso, ayer se secundó la primera jornada de paros parciales y de protestas para instar a un desbloqueo de la situación. Centenares de operarios de compañías que trabajan en los astilleros de Ferrol y Fene marcharon desde las diez de la mañana desde sus respectivos puestos hasta el puente de As Pías. En el puente mantuvieron una concentración y en torno a las doce de la mañana, finalizaron la protesta. En el turno de tarde también se secundaron dos horas de paros y, en el marco de la jornada de movilización, acudieron al pleno que celebró la corporación municipal ferrolana para exponer sus demandas y recabar el apoyo de los partidos.

El acuerdo para el naval de la ría fue firmado por cinco empresarios y los mencionados sindicatos el pasado día 16, aunque actualmente ya hay 17 firmas que lo han secundado. Restan otras 11 de la treintena que operan en Navantia, por adherirse a ese pacto, aunque algunas ya han manifestado que lo harán en breve.

Minutos antes de salir de la factoría ferrolana, Víctor Ledo, secretario de la Federación de Industria de CC.OO. admitió que, aunque no es algo pretendido por las centrales, «haberá folga se de aquí ao día 6 non se dá unha solución». Por eso, reclamó al conselleiro de Industria, Francisco Conde, que se implique para alcanzar un acuerdo en este sentido. Vicente Vidal, de la CIG, recordó que «cada un dos traballadores ten unha familia» y subrayó la importancia que tiene la industria de construcción y reparación de buques para la economía no solo comarcal, sino provincial. «O sector naval para a comarca de Ferrol é vital», reseñó.

El próximo miércoles, día 31, los trabajadores repetirán movilización, pero esta vez en A Coruña.

En estos momentos, las empresas auxiliares que operan en los astilleros de la ría emplean a alrededor de 2.000 personas, según fuentes sindicales.

Impresiones

Ante el calendario de movilizaciones propuesto por los sindicatos, los trabajadores se muestran dispuestos a llegar hasta el final con las medidas de presión. «Ya nos temíamos que iba a retrasarse el tema y se va a seguir retrasando. Mientras que no hagamos más presión, no creo que tenga mucha salida. Si el día 6 de noviembre no se firma el acuerdo en el Consello Galego de Relacións Laborais, no va quedar otro remedio que hacer huelga», afirmó Francisco Javier Calvo, secretario del comité de empresa de Electrorayma. Además, afirmó que las opiniones entre los trabajadores del sector son diversas y mientras algunos se muestran escépticos sobre una pronta resolución del conflicto, otros esperan que se desbloquee definitivamente el día 6.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El naval defiende su acuerdo en la calle