Doniños para protegerse del sol

Dos jóvenes de la zona crean gafas de sol con nombres de entornos, a las que añaden una línea de ropa


Ferrol

«Las posibilidades de Ferrol las decidimos nosotros mismos. Si nadie apuesta por quedarse aquí y todo el mundo opta por marcharse, las opciones son cero. Pero si confiamos en que podemos pasar este bache y volver a lo que disfrutaron nuestros abuelos, las cosas serán diferentes». Con esta premisa por delante, Raúl Lomba Maroño (Ferrol, 22 años) y Sergio Iglesias Álvarez (Miño, 20 años) arrancaron el pasado 16 de agosto la firma Waves.

Un par de jóvenes con ganas de emprender y no parar de crecer. Si Hawkers, Pompeii o Blue Banana, también con imberbes detrás, lo consiguieron, por qué no ellos. «Lo que más cuesta cuando eres joven es dejar el miedo atrás. Cuando llevas todo el año estudiando y trabajando a la vez, y llega el verano, y sigues trabajando y ahorrando, hay que aventurarse a probar», reflexiona Raúl, estudiante universitario y aficionado a la fotografía. Así que, él y su socio, con el miedo superado, dibujaron durante varios meses la idea que tenían en la cabeza. «No hay que pensar que se va a fracasar. Es muy cómodo quedarse en casa y conformarse, pero hay que tener ganas de conseguir más cosas. ¡Y que no sea por intentarlo!», agrega.

Waves, olas si se traduce, empezó siendo una línea de gafas de sol a la que ahora se han unido sudaderas o camisetas. Siempre con el mar y la costa gallega en mente. De hecho, las lentes tienen nombres de entornos naturales, por lo que es posible llevar puestas unas Doniños. Ons, Penencia, Miño, Lanzada, Pantín, Ézaro, Prior, Razo y Cíes completan por el momento la terna de denominaciones. «Somos dos personas a las que nos encanta el mar y queríamos que nuestro proyecto tuviera ese toque. Tenemos un apego por esos lugares y qué mejor manera que demostrarlo al resto del mundo», explica Raúl. En el trasfondo, también la intención de que los clientes de fuera se pregunten, por ejemplo, qué es eso de Doniños. Además, para el logotipo han elegido un pulpo a la última. «Aunque la elección no fue fácil, hubo muchos pulpos que se quedaron por el camino», bromea.

Por el momento, el negocio no va mal y pronto también colocarán su marca en el comercio local ferrolano. «Claro que vemos la posibilidad de seguir creciendo y ampliando la gama de productos. Queremos que en Navidad haya mucho de Waves debajo de los árboles», se lanza el ferrolano, ilusionado por que «una vez que todo sale a la luz, es muy gratificante ver el producto en la calle, que alguien lo lleve puesto». «Fue muy especial el primer pedido, además de alguien totalmente desconocido, como también el primer encargo fuera de Galicia y más tarde fuera de España», rememora con una sonrisa.

«Somos jóvenes e inexpertos, pero con muchas ganas de sacar adelante una idea. Con confianza, todo llega», concluye Raúl, que espera ver en su costa también estas Waves.

Un envoltorio cuidado

En una época en la que todo se muestra en las redes, las Waves y su cuidado envoltorio, de madera, se han extendido como la pólvora. El Instagram ha sido una de las herramientas que más les han ayudado a colocar las gafas y la ropa entre sus seguidores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

Doniños para protegerse del sol