Noa Rey, farmacéutica: «Ferrol tiene muchas farmacias para la población actual»

Junto a su hermano Salvador lleva de la avenida de Esteiro


Ferrol

Noa Rey Torres (Ourense, 34 años) y su hermano Salvador compraron la farmacia ubicada en el número 41 de la avenida de Esteiro de Ferrol. El mes que viene cumplen cuatro años en una botica en la que se mima mucho la labor asistencial con programas para dejar de fumar, entre otros muchos.

-¿Son muchas o pocas las nuevas licencias que se conceden a la ciudad y la comarca?

-Tres nuevas oficinas de farmacia son un número adecuado en este momento, ya que al ser un sistema regulado la cifra de farmacias obedece al número de habitantes de cada población. De esta forma estas nuevas aperturas en los municipios de Narón y de Ares se correlacionan con el aumento de población en esas zonas.

-¿Faltaría ahora dimensionar las urbanas en Ferrol?

-Ferrol ha visto como disminuía su población en los últimos años y quizás tiene un número demasiado grande de oficinas de farmacias para la población actual. Estas 41 oficinas de farmacia salieron a concurso debido al aumento de población en algunas zonas gallegas; quizás la zona más llamativa es la correspondiente a las afueras de Santiago, donde las ciudades dormitorio han crecido muchísimo en la última década. De ahí la necesidad de este concurso. La ley establece unas distancias mínimas entre boticas, lo cual también promueve que todas las zonas de una ciudad estén perfectamente abastecidas y sus habitantes tengan a menos de 250 metros una farmacia a su disposición. Este modelo que tenemos en España corresponde al modelo mediterráneo, donde la apertura de farmacia está regulada y permite que tengamos una red de farmacias que abastece incluso a las zonas más rurales y de difícil acceso.

-¿Fue muy complicado, como farmacéuticos jóvenes, acceder a una?

-En España se puede acceder a una botica mediante dos formas. O bien consiguiendo la licencia en un concurso público, como el que está abierto ahora, o con la compra de una licencia ya establecida, como fue nuestro caso. Está claro que está última opción es la más costosa e implica un desembolso económico muy fuerte no solo para los compradores, sino para la familia más cercana.

-¿Qué perspectivas tienen de cara al futuro?

-El futuro de la farmacia pasa sin duda por la prestación de mayores servicios profesionales remunerados, porque esto hace que la economía de la farmacia no dependa en exclusiva de la venta de los medicamentos. De hecho, si la tendencia actual de bajón demográfico sigue y se une el bajo coste de los medicamentos en España, pues el resultado podrían ser situaciones de viabilidad económica comprometida, como ya sucede en algunos casos, que reciben ayudas para poder seguir a flote y seguir prestando el servicio. Por otra parte, los servicios debemos mantenerlos, porque no hay que olvidar que somos los profesionales sanitarios más accesibles para el usuario y contamos con una formación tremenda para poder mejorar la salud de la población. Así, por ejemplo, en nuestra farmacia ofrecemos servicios como el de cesación tabáquica, de nutrición, de medida de parámetros biológicos como colesterol, la glucosa o el ácido úrico, otro servicio es el seguimiento de la HTA, o del riesgo cardiovascular. Tenemos consulta de dermocosmética, servicio de revisión de la medicación, sistema personalizado de dosificación y así podría seguir. Todos estos labores contribuyen a dar un valor añadido para el paciente y para que este observe a la farmacia no como el lugar donde únicamente se dispensan medicamentos, sino como un espacio de salud.

«El futuro pasa por dar más servicios, la venta de medicamentos solo no es viable»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Noa Rey, farmacéutica: «Ferrol tiene muchas farmacias para la población actual»