La velutina resiste pese a la caída derivada del tiempo y el trampeo

La presencia se ha reducido en Ortegal y, en menor medida, en Ferrolterra y Eume


ORTIGUEIRA / LA VOZ

El mal tiempo, con una primavera lluviosa y fría, y el trampeo, masivo en algunas zonas, han frenado la proliferación de la Vespa velutina nigrithorax, presente, sin embargo, en todos los municipios de Ferrolterra, Eume y Ortegal. En esta última comarca se ha notado más la caída, con una disminución notable del número de nidos, como indican desde el Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES), encargado de eliminarlos en Ortigueira (183), Cariño (71), Cerdido (38), Moeche (50) y As Somozas (49). Suman 391, frente a los 946 de todo 2017 y los 691 del ejercicio 2016.

El GES de Mugardos, que opera en este concello, en Fene y en Neda, también ha recibido menos avisos este verano. Aun así, ya suman 500 en todo el año, la mayor parte concentrados en la campaña estival, y sigue llegando alguna notificación casi cada día. Solo en Narón, el Servizo de Prevención, Extinción de Incendios e Salvamento (SPEIS) ha retirado más de 300 colonias de avispa asiática esta temporada. «Es un número similar al del año pasado y ahora están apareciendo a diario, nos ocupa bastante tiempo e intentamos llevarlos al día para evitar la alarma social, para que la gente esté más tranquila», apunta el jefe del servicio, Rafael Pazos.

Los Bomberos de Ferrol rondan ya los 1.300 avisos por el hallazgo de enjambres de velutina este año y las labores de destrucción van con retraso, en parte porque persisten las llamadas de alerta por la localización de avispas. La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Cedeira, que se ocupa de esta tarea en este territorio, ha alcanzado los 112, por debajo del año pasado, aunque la campaña aún no ha finalizado. «Chegaron algo tarde, porque a primavera foi moi mollada, pero nalgún aspecto foi peor ano que ningún», sostiene Manuel Ferreira, al frente de la Casa do Mel de Goente (los socios disponen de un equipo para eliminar colonias, cedido por el Concello pontés a la entidad). En el entorno urbano de As Pontes se han localizado unos 50 nidos, «pero esta vez, polo frío, metéronse máis ao abrigo, e atopáronse niños en patios e aleros de vivendas, no chan e mesmo nas arquetas do alcantarillado», señala.

Rafael Díaz Nieto, delegado de la Asociación Galega de Apicultura (AGA) de Ferrolterra, también ha advertido una merma, coyuntural, precisa, «porque toda la comarca está invadida». Las condiciones meteorológicas y el trampeo explican la menor presencia de nidos. «En las trampas que coloqué alrededor de varios colmenares, entre 18 y 20 en cada uno, reubicándolas cada 15 días y reponiendo el líquido atrayente, capturé más de mil reinas por colmenar. Se retrasaron, pero ahora estamos sacando nidos de 60 y 70 centímetros de diámetro, y las colmenas están siendo atacadas con dureza en aquellos sitios donde no han instalado dispositivos eléctricos para protegerlas», remarca Díaz Nieto.

Este apicultor lamenta la falta de coordinación a nivel europeo en materia de investigación: «Cada gobierno y cada universidad van por su cuenta, duplicando estudios, sin resultados de momento; si se hubieran concentrado los esfuerzos a lo mejor ya tendríamos algún método eficaz para poder luchar contra la plaga».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La velutina resiste pese a la caída derivada del tiempo y el trampeo