Ángela del Río: «Aunque levanten la prohibición, no volveríamos a plantar aquí»

Poco antes de la veda, Covas Vexetal había adquirido una máquina que automatizaba todo el proceso de cultivo


Poco antes de que se dictara la veda, la firma ferrolana Covas Vexetal había adquirido una máquina que automatizaba todo el proceso de cultivo de la patata. «Aquí [en Ferrol] no pudimos seguir plantando; nos dejaron fincas en Miño, pero como no podíamos transportar la máquina, tuvimos que venderla. También nos obligó a adaptar la superficie, allí tenemos mucha menos, porque acarrea una serie de gastos de transporte que aquí no existían», explica Ángela del Río, una de las socias de la empresa. En Covas cultivaban unas siete hectáreas de terreno, en las que recolectaban alrededor de 40.000 kilos de patatas por temporada. «Este año [en Miño] ha sido fatal, porque entró el mildium [un hongo]; el año pasado sí cosechamos bastante cantidad, pero, como mucho, la mitad de lo que sacábamos aquí. Más gasto y menos ingresos», resume esta empresaria. ¿Qué ocurriría si se autorizasen de nuevo los cultivos? «Aunque levanten la prohibición, nosotros ya no volveríamos a plantar en nuestras fincas, eran arrendadas y ya nos hemos desecho de todo, y en el resto hemos plantado repollo, nabizas y otras variedades. Si vuelve a abrir no plantaremos patatas aquí, seguiremos en Miño», responde. En relación con los precios, Del Río señala que «están más o menos en la línea del año pasado, quizás un pelín más caras que antes [de la plaga], pero unos cinco céntimos el kilo. Ha entrado mucha patata de fuera, sobre todo de Francia».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ángela del Río: «Aunque levanten la prohibición, no volveríamos a plantar aquí»