Robles insta al PP a que dé explicaciones sobre la paralización de las F-110

La ministra de Defensa achaca al gobierno de Rajoy «actuaciones» por las que «estamos teniendo que pagar mucho dinero para suplir sus omisiones y para que pueda tener trabajo Navantia, en Ferrol y Cartagena»

La ministra de Justicia Dolores Delgado; la de Defensa, Margarita Robles; y la de Hacienda, Maria Jesús Montoro, al inicio de la sesión de control al Ejecutivo que hoy se celebra el Congreso
La ministra de Justicia Dolores Delgado; la de Defensa, Margarita Robles; y la de Hacienda, Maria Jesús Montoro, al inicio de la sesión de control al Ejecutivo que hoy se celebra el Congreso
EFE

Nuevo cruce de acusaciones entre el PP y el PSOE por la gestión del naval público. En la sesión de control del Congreso celebrada hoy, el diputado del PP Ricardo Tarno ha dicho a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que «a lo mejor» habría que «instalarle» el dispositivo de las 400 bombas de precisión «inteligentes» vendidas a Arabia Saudí «para que no siga equivocándose» como cuando anunció que se suspendía su venta.

«Las bombas son muy distintas a usted, porque las bombas parece ser que son inteligentes y a usted le falta inteligencia en esta actuación», ha espetado Tarno a Robles al formularle una pregunta en la Cámara Baja, provocando protestas en los escaños del grupo parlamentario socialista.

Mientras la presidenta del Congreso, Ana Pastor, pedía silencio, el diputado del PP daba su receta a la ministra para que no volviera a «equivocarse» como hizo, según él, cuando desvinculó la entrega de las bombas a Arabia Saudí a la compra a Navantia de cinco corbetas por valor de 1.800 millones euros y garantizando 6.000 empleos en los astilleros públicos, principalmente en las factorías del sur.

Margarita Robles no ha hecho alusión en su respuesta a estas reflexiones del parlamentario popular, quien le ha exigido la dimisión «por su bien y por el de España», y se ha limitado a rechazar «lecciones» de su grupo, habida cuenta de la gestión hecha por el anterior Gobierno del PP respecto a los astilleros públicos.

Así, le ha recordado que ha tenido que viajar a Cartagena (Murcia) para «solucionar» el problema del retraso en el contrato del submarino S-80, que ya le ha costado 1.800 millones de euros a todos los españoles, y que tenía a los trabajadores de Navantia «muy enfadados» porque el PP no había resuelto sus problemas técnicos.

También le ha explicado cómo las fragatas F-110 están «paralizadas» en Ferrol «a lo mejor porque hay algún misil de algunos intereses empresariales», ha apuntado, que han llevado a paralizar el proyecto hasta el punto de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha pedido una solución al Gobierno.

«Lecciones ninguna, porque como consecuencia de su actuaciones estamos teniendo que pagar mucho dinero para suplir sus omisiones y para que pueda tener trabajo Navantia, Ferrol y Cartagena», ha zanjado la ministra.

Robles también ha aludido a las «omisiones», los «imprevistos» y las «cláusulas secretas» que se ha encontrado en el Ministerio de Defensa, sin que ella haya criticado públicamente a sus predecesores por entender que la Defensa es una «política de Estado».

Tarno, quien le ha espetado que ella «no debería estar» al frente de este ministerio porque «está poniendo en riesgo al Estado», le ha acusado de haber puesto «en peligro» la venta de las corbetas a Arabia Saudí al querer anular «un contrato absolutamente legal» por motivos «políticos e ideológicos».

Y tras recordarle que tuvo que ser corregida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha reprochado que no tenga ni su confianza, ni la de su grupo parlamentario ni la del PSOE, por lo que le ha invitado a dejar el cargo de ministra.

Navantia y los sindicatos esperan cerrar el plan de futuro antes de que acabe el año

La Voz

Susana de Sarriá ha mantenido el primer encuentro con la coordinadora de los comités desde que es presidenta de la compañía naval

La dirección de Navantia y los representantes de la coordinadora de los comités de empresa han mantenido un encuentro -el primero con Susana de Sarriá como presidenta de la empresa- para abordar el plan industrial del grupo público naval hasta el 2022. En la reunión se ha planteado «culminar la negociación del Plan Estratégico antes de fin de año para poder garantizar el futuro de la compañía». Así, De Sarriá ha expuesto como objetivo conseguir la entrada en vigor del plan «en el plazo más breve posible con el fin de reforzar la eficiencia y sostenibilidad» de Navantia, «mediante la introducción de los cambios necesarios para adecuarse a las condiciones del mercado, afianzando de esta manera su papel como motor de riqueza y de empleo en aquellas áreas donde se ubican sus astilleros».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Robles insta al PP a que dé explicaciones sobre la paralización de las F-110