«Hago del arte oficio, como un artesano»

Eduardo Hermida presenta una exposición sobre sus últimas creaciones: fotografías convertidas en piezas muy alejadas del estilo pop de otras épocas

Eduardo Hermida con la obra en la que retrata a su padre
Eduardo Hermida con la obra en la que retrata a su padre

Ferrol

El artista Eduardo Hermida presenta los frutos de su trabajo más reciente en una exposición que ha titulado Fotos, pinturas y una escultura. Cuando la comenta aclara, tajante, que ya se ha alejado del estilo pop que empapó su obra en el pasado. Tampoco tiene referentes de cabecera: «Este es el Eduardo Hermida más puro que nunca». Lo demuestra en una colección que reúne su trabajo del último año y que se puede visitar en la sala de la concept store Cardume (calle Concepción Arenal).

-Fotos, pintura, escultura... ¿Cómo define esta exposición?

-Intento buscar un nexo común entre las imágenes y el arte, son retratos de modelos que componen un mapa especial del universo femenino y de mi padre, aunque muy trabajados porque mi arte es oficio, es decir, hago del arte oficio, trabajo cada pieza como un artesano. Hay mucha labor de masa pictórica que navega entre el blanco y negro de la foto al color de la pintura. Yo diría que es una obra muy geométrica con unos planos muy buscados.

-Y que marca una evolución en su carrera...

-La verdad es que sí, es mi trabajo del último año y deja claro que hace tiempo que dejé atrás el pop y manejo otros lenguajes. Yo fui estudiante de artes y oficios, de dibujo publicitario, y soy profesor de escaparatismo por eso algo siempre va a estar ahí, como le sucedía a Andy Warhol, que también fue escaparatista y eso se reflejó en su trabajo, pero en este caso cada foto se convierte en una pieza que tiene su luz y sus colores, porque cada mujer emana un tono diferente. Comienzo haciendo un retrato, una foto de la que podrías hacer muchas copias, pero no lo termino hasta que no se convierte en un algo único. Lo que presento en Cardume son formatos pequeños, pero tengo otros grandes.

-¿Cuándo se podrán ver?

-Pronto, pero para la sala de Cardume prefería este tipo de tamaños porque me parece que es una habitación de arte repleta de ilusión. Me encanta, porque tiene la esencia y el romanticismo de un cuarto de pintor, por eso me apetecía montar una exposición como la que se puede ver allí. Con los formatos en un tamaño mayor prepararé otra muestra, aunque probablemente será en A Coruña.

-Y que nadie le pregunte por Las Meninas hasta el 2019...

-Estoy feliz, porque han sido un éxito total, pero me entristece que oscurezcan mi carrera como artista. De la que vivo y a la que entrego mi vida cada día. Las Meninas son fascinantes, pero mi obra es la que se puede ver ahora en Cardume. Es el Eduardo Hermida más puro que nunca.

-¿Qué otros proyectos tiene en marcha?

-Una intervención en la primera milla del Camino Inglés en Ferrol Vello, algo que es una apuesta de recuperación urbana gracias a la implicación de la Diputación. En nada comenzaré con el proyecto para recuperar los huertos de Canido y voy a montar otra exposición que se va a titular Cánidos con los vecinos del barrio y sus mascotas.

-¿Seguirá con su escuela de pintura?

-Claro que continuaré, es una de las cosas que más me gusta hacer cada día, porque enseñar a los niños a entender el arte es una de las cosas que más me enriquecen el espíritu.

La muestra

Hasta el 5 de octubre en Cardume. El artista Eduardo Hermida (arriba) presenta una serie de fotos convertidas en pintura (a la izquierda) en esta concept store de la calle Concepción Arenal. El sábado 22 habrá charla sobre la muestra. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Hago del arte oficio, como un artesano»