Ferrol, en el golpe en la mesa de la OTAN

La Armada tiene previsto que la Cristóbal Colón y el Cantabria engrosen el macroejercicio Trident Juncture

La F-105 tras llegar a Ferrol después de un despliegue internacional
La F-105 tras llegar a Ferrol después de un despliegue internacional

Ferrol

Con el final del verano las unidades de la Armada con base en Ferrol arrancan con toda una serie de actividades que van desde ejercicios a misiones reales. Una de las encomiendas de mayor calado va de la mano de la OTAN, que ofrecerá una muy importante muestra de músculo militar, un golpe en la mesa aliado, en sus mayores maniobras recientes y muy cerca de la Rusia de Putin.

 ¿Cuáles son los ejercicios?

Se denominan Trident Juncture 2018. Tal y como se detalla oficialmente desde la Alianza Atlántica se trata de «el mayor ejercicio de alta visibilidad de la OTAN desde 2015, con Noruega e Islandia sirviendo como naciones anfitrionas. El ejercicio en vivo principal (Livex) se ejecutará fundamentalmente en el territorio de Noruega, con algunas actividades limitadas en Finlandia y Suecia y las aguas adyacentes, incluido el mar Báltico y el océano Atlántico». Tendrá lugar entre octubre y noviembre.

 ¿De qué calado serán?

Tendrá unos 40.000 participantes llegados de una treintena de países, contando también con los anfitriones. Estará bajo el mando del almirante James G. Foggo, comandante del Comando Conjunto de la Fuerza de Nápoles.

 ¿De qué buques con base en Ferrol hará uso la Armada española?

Está previsto que, junto con otros efectivos, se desplacen a participar la fragata más moderna de la Armada Española, la Cristóbal Colón (F-105), y el buque de aprovisionamiento Cantabria.

 ¿Dónde se encuentran ahora ambas unidades?

La Cristóbal Colón está integrada en la fuerza de respuesta rápida de la OTAN SNMG-2. Tal y como publicó La Voz el pasado lunes, esa agrupación naval está ahora centrada en la supervisión de la «sustancial actividad naval rusa» en el Mediterráneo. De hecho, se ha variado el guion de los ejercicios programados para mejorar la «conciencia de la Alianza Atlántica» sobre esta situación. Por lo que respecta al Cantabria, la Marina ha difundido a través de sus redes sociales que se encuentra ya realizado la correspondiente calificación operativa. En otras palabras, el «examen» que han de pasar dotaciones y unidades para certificar su capacidad para acometer las tareas que se le encomienden que, en este caso y como ya se ha mencionado, será participar en el Trident Juncture 2018.

 ¿Cuál es el objetivo?

Ni el calado de los ejercicios en los que participarán las unidades con base en Ferrol ni su ámbito geográfico son casuales. De hecho, el pasado 11 de junio el almirante Foggo dejó claro que «la OTAN es una Alianza defensiva. No estamos buscando una pelea, pero estamos comprometidos con la defensa y la disuasión. De eso se trata este ejercicio: entrenamiento para defender y proporcionar un efecto disuasorio, listo para responder a cualquier amenaza desde cualquier dirección en cualquier momento».

 ¿Es habitual esta cooperación?

Sí. La utilización por parte de la Armada española de las fragatas de la serie F-100 y de los buques logísticos Patiño y Cantabria, todos ellos con base en Ferrol, es muy habitual a la hora de colaborar con los requerimientos de la Alianza Atlántica. Se integran en ejercicios o misiones reales todos los años. A ello contribuye que, en la actualidad, las F-100 sean la punta de lanza de las marinas europeas en el espectro de las fragatas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ferrol, en el golpe en la mesa de la OTAN