Los bandazos del gobierno con la tasa de saneamiento

El alcalde se escuda en trámites administrativos y aprueba el cobro de una depuración que niega que existiese


Ferrol

En solo tres años y medio, Jorge Suárez pasó de devolver los recibos de la tasa da saneamiento a firmar un decreto aprobando las liquidaciones de Emafesa por ese mismo período que rechazaba antes de ser alcalde. En el intermedio de esas dos posturas enfrentadas, suspendió el tributo tras no lograr el respaldo para implantar uno nuevo, después volvió a restablecer el mismo y prometió que no habría cobros retroactivos, pero ya se están aplicando y, según su reciente decreto, se avecinan más, aunque será seis días después de las elecciones de 2019.

 ¿Cuándo se conoció el criterio inicial de Suárez sobre la tasa del 2014?

El ahora alcalde, junto con varios miembros de su gobierno, formaba parte activa de la Plataforma pola remunicipalización cuando en febrero del 2015 se reclamaba la anulación de la ordenanza y que se devolviese el dinero ya cobrado. Un mes después, concretamente el 24 de marzo, la víspera de anunciar que concurriría a las primarias para liderar Ferrol en Común, Suárez participaba en un acto simbólico de devolución de los recibos en el registro, promovido también por la misma plataforma que ahora le recrimina el cambio de criterio. Se argumentaba que era una tasa «ilegal» y que se estaba cobrando a vecinos sin el servicio.

 ¿Qué prometía el alcalde en la campaña electoral?

El programa de Ferrol en Común no profundizaba en la cuestión del saneamiento, pero sí prometía la «remunicipalización de todo el ciclo del agua».

 ¿Qué pasó al llegar al gobierno municipal?

Suárez ya anunció días antes de asumir la alcaldía que encargaría un informe jurídico para analizar la posibilidad de devolver las cantidades abonadas a los que no estaban conectadas de forma efectiva a la red, pero no hubo devolución. Tras el pacto con el PSOE, el compromiso se tradujo en la «derrogación da actual taxa de saneamento e estudo de devolución das cantidades indebidamente cobradas á cidadanía, fixando unha nova taxa xusta».

 ¿Por qué se suspendió la tasa sin aprobar la nueva?

En agosto del 2015, el gobierno denunció que la depuradora no estaba tratando las aguas residuales, que se vertían al mar. Con el argumento de que no se daba el hecho imposible para el cobro, el pleno aprobó en septiembre suspender la tasa.

 ¿Por qué no se levantó la suspensión cuando se comenzó a depurar?

El 3 de abril del 2017 se activó el saneamiento real. El gobierno local seguía confiando en sacar

adelante su propia tasa. Lo intentó en cuatro o cinco ocasiones, pero fracasó. Las posibles responsabilidades patrimoniales, e incluso penales, de mantener la tasa suspendida propiciaron un nuevo cambio de criterio del equipo de Suárez y en noviembre del 2017 se repuso la tasa de saneamiento del 2014.

 ¿Cómo justifica ahora el alcalde su aprobación a todas las liquidaciones de Emafesa ?

En que se trata de un trámite administrativo, sin más, por no estar resuelto el recurso contra la sentencia que anuló la suspensión de la tasa. «O cobro está aprazado e supeditado a unha resolución xudicial que agardamos sexa favorable aos nosos intereses», dijo, añadiendo que su decreto de aprobación de las liquidaciones desde enero del 2015 a marzo del 2017 responde a las indicaciones del secretario y el interventor, «para evitar el concurso de acreedores de Emafesa». Insistió en que se había acreditado que en ese período no había depuración y justificó el inicio del cobro tras las elecciones en que se calcula que entonces el TSXG ya se habrá pronunciado.

La oposición acusa al alcalde de dejar una herencia «envenenada» a la nueva corporación

El decreto del alcalde publicado en el BOP aprobando las liquidaciones de Emafesa desde enero del 2015 a marzo del 2017 y fijando el inicio del cobro de la tasa el 1 de junio del 2019, tras las elecciones, ha levantado duras críticas del PP, el Partido Socialista y el BNG. La portavoz popular, Martina Aneiros, denunció la «hipocresía» de Suárez con respecto al cobro con carácter retroactivo de la tasa, señalando que el anuncio del BOP «pone fin a la gran mentira y a la farsa que montó afirmando que había un fraude porque no existía depuración y que no se podía cobrar y suspendió la tasa, que desde el PP siempre consideramos legal y el juzgado nos dio la razón». Aneiros acusó al alcalde de actuar con «nocturnidad» y de dejar «una herencia envenenada» a la siguiente corporación.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los bandazos del gobierno con la tasa de saneamiento